La película basada en la vida de Freddie Mercury y su relación con la banda Queen se llevó los premios más importantes como mejor película de Drama y mejor actuación para Rami Malek por su interpretación como el líder de la banda británica. Sorprendió el premio a Glenn Close, como Mejor actriz de drama por “The Wife”, ya que la favorita era Lady Gaga por “Nace una estrella”. También ganaron Alfonso Cuarón por “Roma” en la dirección y Christian Bale por “Vice”. Foto: REUTERS

Se dice que es la antesala al Oscar por antonomasia y si bien tiene algunas particularidades como distinguir por película dramática, los Globos de Oro sirven como guía para conocer las tendencias que determinarán cuales son los mejores films del año.

Los dos premios más importantes de la noche fueron para “Bohemian Rhapsody” y Rami Malek. La película ya sonaba como una de las grandes candidatas aunque “A Star Is Born” de Bradley Cooper como director, amenazaba con llevarse todos los premios, pero que al final solo se llevó el de Mejor canción.

Según consiga EL PAIS, En el caso de Bohemian Rhapsody, la sorpresa fue absoluta en el hotel Beverly Hilton. El premio a Rami Malek entraba en las quinielas. Pero el premio conseguido por encima de “Ha nacido una estrella”, “Black Panther” o “Infiltrado en el KKKlan”, no.

Por su parte la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood decidió asumir el papel de outsider en esta temporada. Si hay unos premios donde dan igual los convencionalismos y las quinielas, son estos (los votan 88 personas). Pero la apuesta es muy arriesgada, y no solo desde el punto de vista de la calidad. En pocos minutos, las redes sociales estaban recordando que el director de la película, Bryan Singer, ha sido denunciado por violación a un menor. Él niega los hechos.

Alfonso Cuarón y Netflix hacen historia

El mexicano se llevó el premio como Mejor Director por “Roma”. Aun relegada a la categoría de mejor película extranjera, se llevó ese premio. Pero además Cuarón ganó por la mejor dirección frente a Bradley Cooper, Adam McKay, Spike Lee y Peter Farrelly.

Entre tanto Ted Sarandos, jefe de contenido de Netflix, se relamía los bigotes con este verdadero batacazo, ya que le queda servido prácticamente el primer Oscar  para la plataforma de streaming. De ganar Cuarón por Roma en los Oscars, se trataría de la primera estatuilla de la Academia para una plataforma streaming, todo un logro. Pero son especulaciones.

Una de las grandes sorpresas de la noche fue el premio a la mejor actriz en un drama para Glenn Close en “La buena esposa”. La protagonista de “Atracción fatal” a sus joviales 71 años, recogió el premio entre lágrimas.

Otro que sorprendió fue Christian Bale, quien se llevó el premio al mejor actor de comedia por la increíble presencia que logra en El vicio del poder interpretando al exvicepresidente Dick Cheney. Es la interpretación más aclamada del año junto con las de Bradley Cooper, con el que no competía, y el “porteño” Viggo Mortensen.