Los cinco imputados fueron absueltos por el beneficio de la duda de los delitos de asociación ilícita y exacciones ilegales. La causa se originó por la entrega irregular de lotes de Parque la Vega. Diego Nicolás Barreto, Esteban del Corazón Jesús Clemente, Víctor Rodrigo Diez Tizón, Marcela Cinthia Martínez, Nelson Horacio Salazar y Roberto Martín Nellessen, fueron absueltos y recuperaron la libertad.

La espera se prolongó hasta pasadas las 18 horas, hasta que aparecieron los miembros del tribunal de juicio, Sala 2, con el veredicto en mano. Fue el presidente Ángel Amadeo Longarte quien tomó la palabra y tras beber de un vaso de agua dio paso a la lectura.

Durante largos minutos, mucho antes de la lectura, MUY CRITICO esperó la sentencia junto a Diego Barreto y su abogado defensor, el experimentado Arnaldo “Lalo” Estrada. Los nervios y la ansiedad se apoderaban de la piernas de Barreto, quien no podía tenerse quieto. No era para menos, la fiscal había pedido seis años de prisión para él.

En esa charla off the record, Barreto relató que fue compañero de enclaustre de Santos Clemente Vera. Contó que pasó en la cárcel más tiempo del que le habría tocado en suerte a cualquier mortal por los delitos que se le endilgaban.

Confeso seguidor del kirchnerismo, Barreto dijo que su suerte se terminó el día que ordenaron poner preso a Luis Delia en Salta. Su pertenencia al partido “Miles”, indica que fue lo que marcó su suerte y dijo ser un perseguido político.

El caso dejó 200 denuncias por la entrega de terrenos entregados a adjudicatarios que no coincidían con los beneficiarios que los estaban ocupando. El escandalo se desmadró cuando beneficiarios de esos terrenos amenazaron con prenderse fuego, durante una visita de la vice presidenta a Salta.

Generales de la Ley

El Tribunal de la Sala II de Juicio, integrado por los jueces Ángel Amadeo Longarte, Victoria Montoya Quiroga y Bernardo Ruiz, por unanimidad, absolvieron a Roberto Nellesen de los delitos por los que llegó a juicio al retirarse la acusación fiscal en su contra y a Vìctor Rodrigo Diez Tizon por el beneficio de la duda.

Por mayoría de votos (disidencia de la juez Montoya Quiroga) Diego Nicolás Barreto, Esteban Clemente, Marcela Martìnez y Nelson Salazar fueron absueltos por el beneficio de la duda de los delitos por los que habían llegado acusados al juicio y se ordenó la libertad de aquellos que se encontraban en calidad de detenidos.