Se trata del borracho que conducía una VW Amarok en completo estado de ebriedad y mató en su raid etílico a Héctor Daniel Molina. El siniestro ocurrió en diciembre de 2018 a la altura de Ruta Nacional 9, Acceso Norte, cerca de Valle escondido

La vida de Héctor Daniel Molina se terminó en la madrugada de 1 de diciembre de 2018, en la Ruta Nacional 9, Acceso Norte, cuando se cruzó en su camino un sujeto que tenía 1,66 gramos de alcohol por litro de sangre.

El borracho irresponsable se llama Marcelo Augusto Gerónimo y es otro de los que no terminan de entender las consecuencias que pueden acarrear la naturaleza de sus actos al estar en completo estado de ebriedad y terminar en un segundo con la vida de una persona que jamás vieron en sus miserables y opacas vidas de viciosos.

Justo cuando el reloj marcaba las once de la noche y algunos minutos, las víctimas fueron embestidas por Gerónimo, quien circulaba en su camioneta VW Amarok, en completo estado de ebriedad. El test de alcoholemia practicado arrojó como resultado 1,66 gramos de alcohol por litro de sangre.

Molina no viajaba solo, lo acompañaba la señorita Carla Angélica Díaz, quien sobrevivió para contarlo, pero que lamentablemente sufrió la pérdida de su compañero de infortunio, después de quedar atrapados entre los fierros retorcidos dentro del vehículo. Afortunadamente y gracias al heroico trabajo de los bomberos pudieron ser extraídos del vehículo en el que viajaban.

Como resultado del potente impacto, Molina y Díaz quedaron atrapados en el interior del vehículo, que quedó destruido totalmente, y tras la intervención del personal de Bomberos y la Policía de Salta, fueron rescatados y trasladados inmediatamente con urgencia al Hospital San Bernardo para recibir atención médica.

Lamentablemente y pese a sus esfuerzos por conservar la vida, Héctor falleció en el trayecto al Nosocomio como consecuencia de las gravísimas heridas sufridas en el siniestro. Mientras que Carla presentaba graves lesiones como consecuencia del impacto, pero salvó su vida de milagro. En tanto el responsable de la tragedia resultó ileso.

Acción de la querella

Por su parte, el abogado de las víctimas, el doctor Rodrigo Guerra ya enfocó su estrategia en las últimas modificaciones en materia de siniestros viales, puntualmente en lo que refiere a la reforma al Código Penal Argentino.

La reciente modificación eleva las penas de prisión a un mínimo de tres y un máximo de seis años para aquellos casos en los que el conductor de un vehículo automotor cometa un homicidio imprudente y se diere a la fuga, no intentase socorrer a la víctima o se encontrase bajo los efectos de estupefacientes o del alcohol.

“Conforme avance la investigación, estaremos en condiciones de requerir a la U.G.A.P. un cambio de calificación legal, ya que en mi opinión, estamos en presencia de un flagrante homicidio simple, consumado con dolo eventual, puesto que Gerónimo, al conducir en estado de ebriedad y a toda velocidad un vehículo automotor de gran porte, tuvo que haberse representado el resultado muerte, y pese a prever ese posible resultado, continuó con su accionar y no hizo nada para evitarlo”, detalla Guerra en su escrito ante la Justicia.

“De hecho, he tomado conocimiento de que momentos antes del impacto con Molina, estuvo a punto de embestir otros vehículos que circulaban por el lugar, quienes habrían realizado llamadas al sistema 911 para alertar sobre el conductor ebrio”, manifiesta el letrado.

“Con su accionar, el imputado no solo ha puesto un punto final a la vida a un joven muchacho, alegre, trabajador, lleno de ideas y proyectos, un excelente padre de familia; también ha destrozado las vidas de sus familiares y principalmente sus pequeños hijos, quienes no encuentran consuelo alguno para sobrellevar el insoportable dolor que atraviesan. Por eso, desde nuestro lugar de Acusador Privado, lucharemos incansablemente para que la Justicia llegue, y pronto”, enfatiza el abogado de la familia que fue víctima de éste ebrio, quien será juzgado en el desarrollo del año 2019.

En dialogo con MUY CRITICO, Guerra dijo: “Voy a pedir el cambio de calificación luego de que se consumen las medidas probatorias que solicité en Fiscalía, fundamentalmente, la remisión de historias clínicas del Hospital San Bernardo y pericia accidentologica por parte del CIF”.

Fotos: Prensa de la Policía de Salta