Fue la “recomendación” del diputado macrista, Martin Grande a los movileros que se fueron hasta Campo Quijano para cubrir la visita del presidente a Salta

Al parecer a Cambiemos no hay forma de despegarlo de la derecha más recalcitrante y espesa que se pueda tolerar. No hacen ni siquiera el más mínimo esfuerzo por “cambiar” esos modos. Esa manía de parecer autoritarios  ante la opinión pública ya es una marca registrada entre sus filas.

Evidentemente es una forma de ser que, sumada al contexto de crisis económica hacen de sus representantes figuras realmente detestables.

Como muy bien relata AM 750, el operativo de seguridad que aplicó sobre la prensa salteña el presidente Mauricio Macri en Campo Quijano fue innecesariamente restrictivo.

El malestar iba de menor a mayor entre los movileros, quienes fueron enviados a esos confines de los valles a cubrir un evento raquítico en convocatoria, donde sobrevolaba un halo de fastidio por la figura de quien hoy por hoy no goza de buena imagen en las encuestas.

“Al sol, sin sillas, encerrados entre vallas y a más de 20 metros del presidente, quien ni se dignó a acercarse a los colegas movileros”, según dan cuenta en sus redes sociales, los cronistas tuvieron que soportar que alguien –paradójicamente  “del palo” de la prensa– después de recomendarles que “ahí tienen una sombrita en el costado”, escucharan la lacónica frase a modo de corolario: “Hay que rebuscársela”.


Credito: AM 750