Destacadas Notas

#Rusia2018 / Like a Rolling Stones

Mundial Rusia 2018 Partida de Sampaoli, Tapia y Enzo Pérez del aeropuerto de Zukhovsky Foto Juano Tesone enviado especial

Seguramente el mundial de Rusia no será fácil de olvidar para los argentinos. A los papelones online de estúpidos haciéndoles decir frases de contenido sexual a menores de edad que no entendían el idioma; pasando por la paliza en banda que le dieron a un hincha croata y terminando por el lamentable rendimiento futbolístico –a excepción del partido con Nigeria– también se le sumará el hecho de haber alquilado un avión lleno de excentricidades para que lo terminaran utilizando Sampaoli y Chiqui Tapia como si se tratara de un remis de alquiler
Credito: Clarin

“Solías reírte de todos los que te rodeaban; ahora ya no hablas tan alto; ahora ya no pareces tan orgullosa”. Bob Dylan

Si había algo que podía sintetizar y evidenciar lo que los argentinos son como sociedad era un evento internacional como el mundial de futbol, donde quedó al desnudo toda la miseria de un pueblo que supo tener entre sus hijos pródigos a personas admirables como el doctor Favaloro, Borges, Bioy Casares, Gardel, Pérez Esquivel y otros tantos que representaron al país de forma tan notable.

Hoy en día solo se pueden ver a imbéciles de exportación como el “gracioso” que le hacía repetir mensajes procaces a una adolescente o un grupo de “deportistas” que se creían los dioses del Olimpo y casi se vuelven en la primera ronda.

La AFA no es una institución privada de la cual se podría esperar cualquier gasto sin tener que preguntarse de donde saldrá el dinero. Una cosa es muy clara, la Asociación del Futbol Argentino no es Microsoft. El dinero para pagar el avión de Los Rolling Stones sale del Estado argentino, por cierto un país con su economía en muletas.

Claro que se sigue tratando a estos inútiles del balón pie como si de estrellas de rock se tratare, pero la luz de sus exitosas carreras se va apagando como una vela en la lluvia, y de gloria nada. Solo les quedarán sus millones de dólares o euros, los cuales podrían haberlos gastado en pasajes en una línea comercial, como cualquier hijo de vecino… pero claro que a las “estrellas” del futbol mundial no se los debe tratar mal, hay que darles el avión de la banda de rock más grande de la historia y ni siquiera lo utilizaron para traer la copa.

Foto: aeronexus

Al parecer la canción de Bob Dylan parece ser el mensaje más claro para una selección de futbol a la que se trata como si fuera una banda de rock, con todos los excesos y lujos que se les permiten a artistas como los Rolling Stones, con la diferencia de que los británicos no solo le regalan alegría a los fans de su país, sino a todos alrededor del mundo, cosa que estos futbolistas jamás hicieron, a excepción de la “resurrección express” que tuvieron contra Nigeria.

Ostentación por las nubes

Argentina contrató para su expedición mundialista a la empresa Flyzar y el avión de los Stones pertenece a Aeronexus. La aeronave cuenta con 96 asientos de cuero “totalmente acolchonados y de primera clase”. Se pueden convertir “en una cama cómoda”.

Según consigna el sitio web de la empresa contratada “El avión ofrece la solución perfecta para viajes VIP de larga distancia”. Tiene un sistema de entretenimiento inalámbrico que permite que los pasajeros usen sus propios teléfonos celulares, tablets y computadoras.

Según la edición digital de Clarín antes del mundial, Aeronexus suele transportar a las selecciones de Inglaterra, Francia, Holanda, Portugal y Catar. También a equipos de la Premier League, como Manchester United, Chelsea, Arsenal, Liverpool y Manchester City. Y su cartera de clientes llega al ámbito de la música, con los Rolling Stones y los Guns N ‘Roses.

Demasiado lujo y dinero malgastado, no solo en el increíble contrato de Sampaoli y sus vericuetos contractuales, los cuales les costará a la AFA alrededor de 20 millones de dólares para que el calvo entrenador desista de su cargo, sino que se utilizó un “avionazo” para traer de vuelta al cuestionado presidente de AFA, al resistido entrenador y a Enzo Pérez,  quien fue convocado casi de casualidad.