Destacadas Personajes

Según Wikipedia, Milei se equivocó

Las fechas a las que refiere el economista no coinciden con el “New Deal” de Roosevelt, además de que dos economistas consultados por un medio local le dan la razón a la periodista agredida. El caso llegó a la Justicia y un juez apercibió a Milei

La pregunta de la periodista Teresita Frias puntualmente fue ¿por qué el keynesianismo funcionó en los Estados Unidos desde el New Deal, pero no tuvo el mismo éxito en la Argentina? A lo que el irascible Javier Milei, respondió “¿Vos sabés entre qué años fue la Gran Depresión?”.

Fue entre 1929 y 1933″, dijo y lanzó: “¿Y sabés en qué año se publicó la mierda esa de la Teoría General? En 1936“.

Según Wikipedia, el “New Deal” –Nuevo trato– es el nombre dado por el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt a su política intervencionista puesta en marcha para luchar contra los efectos de la Gran Depresión en Estados Unidos. Este programa se desarrolló entre 1933 y 1938 con el objetivo de sostener a las capas más pobres de la población, reformar los mercados financieros y redinamizar una economía estadounidense herida desde el crack de 1929 por el desempleo y las quiebras en cadena.

Además, según consigna La Gaceta, quien consultó con el economista Nicolás Cachanosky, profesor en la Metropolitan State University, Denver, quien indicó que: “La Gran Depresión tiene un rango que va desde 1929 a 1930; se puede discutir la fecha de inicio y se puede discutir la fecha final, hasta inicios de la Guerra Mundial”.

Por su parte el economista, agrega que “Milei dice que el libro se escribe después, por lo cual no puede haber afectado. Es cierto que el libro se escribe en el 36, pero sus ideas se venían discutiendo varios años antes. Lo que (John Maynard) Keynes hace en el libro es describir lo que ya se venía aplicando”, señaló Cachanosky. Para el economista, la pregunta era válida, el problema fue enfocarse en el año de publicación del libro porque, aunque aún no eran conocidas como “ideas keynesianas”, ya existían.

A tener en cuenta el contexto

Cuando se produce el crack financiero en los EE. UU., el gobierno americano decide –en el periodo pre guerra– abocar a la fabricación de armamento bélico a un verdadero ejercito de obreros que no incluía a los jóvenes, ya que estos se habían enlistado para la guerra después de la caída de Inglaterra y casi toda Europa.

Miles de niños, mujeres y ancianos, durante años se abocaron a la fabricación en masa de armamentos bélicos, que incluían desde balas, pasando por armas de asalto de mediano y largo calibre e incluso vehículos anfibios, los que luego serían utilizados en las costas de Normandía.

Toda esta clase “pasiva” de obreros le dan al ejercito de los EE. UU. una cantidad de armamento gigantesco, fabricado con mano de obra sin costo y lo largo de una década para poder detener a la maquinaria nazi.

“El consenso es que se empieza a salir de la crisis en el año 33 y que termina con la Segunda Guerra Mundial y que el gasto bélico vuelve a hacer que la economía funcione con el aumento del gasto público”, dijo justamente el economista Carlos Rodríguez, fundador del CEMA, también consultado por La Gaceta.

Que el árbol no tape el bosque

La cuestión de fondo es que aun si la periodista hubiera dicho efectivamente una “burrada”, cosa que no hizo según estos dos economistas, más Wikipedia. Este irascible sujeto puede desparramar sus conocimientos acerca de las artes de la economía y las teorías keynesianas, pero lo que no puede hacer más es maltratar a las personas.

El tema llegó a la Justicia y bajo apercibiendo de ley, el juez de Violencia Familia y de Género de Metán, Carmelo Paz, dispuso que el iracundo economista no podrá ejercer actos de violencia en contra de la denunciante y tampoco podrá proferir insultos, amenazas descalificantes o usar palabras agraviantes.

En su resolución el magistrado, además, le prohibió participar en calidad de disertante o panelista en cualquier charla o reunión pública de organizaciones estatales o no, en la ciudad de San José de Metán.