Destacadas Notas

#AbortoSeraLey / Todos en contra: Grande, Olmedo, Nanni y Zottos

De los siete diputados salteños que votaron en contra de la legalización del aborto, los cuatro mencionados hicieron sus exposiciones. El resto también votó en contra. Zottos fue duramente criticado por leer todo su discurso y además por enviar saludos al inicio de su alocución. El presidente de la Cámara le llamó la atención a Martín Grande, instándolo a “no provocar a los otros diputados”, cuando les dijo que era bueno “que estén nerviosos”

Solo faltaron dos horas para que se cumplieran 24 de una sesión maratónica e histórica, donde finalmente la votación determinó que el proyecto de legalización del aborto tendrá media sanción. De los siete salteños que representan a la provincia en la Cámara, solo cuatro expusieron sus argumentos.

Martin Grande

Antes de plantear lo referido taxativamente al tema en discusión, el periodista y diputado Grande se cruzó con algunos de sus pares, quienes no solo no comulgan con sus pensamientos y los del partido que representa, CAMBIEMOS, sino que se sintieron provocados por los dichos del representante de Macri en Salta.

“Que alegría que es ver al pueblo reclamando en paz, como suele hacer el pueblo y remarcar el enorme contraste que hay cuando el pueblo reclama derechos y cuando las hordas de vándalos y delincuentes invaden las plazas tratando de dar un golpe, tratando de tomar el Congreso como pasó en diciembre”.

Estos dichos levantaron el fastidio de los diputados que exhibían los pañuelos verdes, quienes comenzaron a desaprobar los dichos acusatorios del periodista. Inmediatamente Grande les dijo: “ya están nerviosos, me alegro. Es bueno que estén nerviosos, se marca claramente la diferencia”.

A esa altura la gritería de la oposición ya era ensordecedora, por lo que el diputado de Cambiemos pidió que lo dejaran continuar. Inmediatamente tomó intervención el presidente de la Cámara y le dijo a Grande: “Continúe con el uso de la palabra, pero trate de no provocar a los señores diputados”.

“Les digo a los que están pidiendo alegremente el aborto legal, que hoy al menos en mi provincia es absolutamente impracticable, tenemos un sistema digital para pedir un turno, para cualquier operación de rutina hay que esperar 6 meses, no lo podemos hacer, simplemente, no hay forma de llevarlo adelante”, enfatizó.

Andres Zottos

Lo de Zottos fue algo más bizarro. Al inicio de su alocución perdió unos segundos valiosos enviando saludos a su Tartagal natal y a una serie de localidades lindantes con la suya. Cosa que le valió las burlas hasta de Jorge Rial, periodista de espectáculos y farandulearía.

Luego por fin comenzó a referirse al tema en cuestión, pero siempre leyendo. “El derecho a la vida es un derecho primario y fundamental. ¿Cómo se entiende que matar una vida pueda ser gratuita? La Argentina no termina en Capital, por eso quiero que escuchen a la gente del interior. El derecho a la vida es el derecho fundamental, no hay libertad sin derecho a la vida”

Alfredo Olmedo

En el caso del diputado Olmedo, su discurso y léxico mejoraron con el tiempo, pero su ideología sigue más que nunca ataviada a la derecha más recalcitrante. Obviamente el eje de su discurso va a contrapelo de todo lo que el “progresismo verde” propugnaba afuera de la Cámara.

“No hagamos negocio de la muerte (…) si sale la ley estoy pidiendo un cementerio para las víctimas del aborto. Les digo más, van a tener que cremar a los chicos, para que ninguno haga negocios con un chico muerto o un niño por nacer. No se lo voy a permitir”.

“Ni una menos… en cada aborto se va un varón o se va una mujer también ¿de qué respeto me hablan a las del Ni una menos? Si la están matando a las propias mujeres (…) Presidente Macri, la ley sale, vétela”.

Miguel Nanni

Para el caso del diputado radical cafayatense, tuvo un episodio cercano a una probable apretada con una diputada de su propio espacio partidario, se trata de María Luisa Storani. Sin embargo el mismo Nanni horas después minimizó el episodio.

“Ningún partido político pudo dar una respuesta unánime. En éste recinto, por primera vez, vamos a dirimir una ley no por los colores políticos sino por nuestras sensibilidades. Nadie puede decir que tiene una verdad absoluta (…) Una cosa es despenalizar en casos puntuales y otra es abrirlo irrestrictamente”, dijo el representante salteño de la UCR.