Destacadas Notas

#NahirGalarza / Mujeres violentas

Declaró la amiga de la acusada, Sol Martínez, quien dijo que “fue ella y no Nahir quien le pegó una trompada en el ojo a Fernando”. Relató las múltiples relaciones paralelas que tenía su amiga con otros hombres con la intención de “despegarla” de la relación con Fernando, ya que ello le atenuaría la pena. Se espera la testimonial de los peritos informáticos. El tribunal colegiado está compuesto por los jueces Mauricio Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Vivian

Foto: Clarin

Evidentemente Nahir Galarza no es todo lo que el colectivo feminista hubiera querido. Está acusada de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por el uso de arma de fuego; golpeaba a su novio y lo engañaba con otros jóvenes e incluso con un profesor de la universidad, esto último declaró su amiga Sol Martínez, quien fuera señalada como la que la acompañó a darle la golpiza a Fernando Paztorizzo a la salida del boliche Bikini.

Sin dudas fue el testimonio más revelador de todos y el más esperado. Se trata de quien fuera su intima amiga. La joven señalada en un principio como la que participó de la feroz golpiza que sufriera aquella noche Fernando, quien evidentemente seguía la línea presentada por la defensa.

Según lo declarado dijo que en un momento vio que Fernando estaba discutiendo con Nahir y, entonces, salió a defender a su amiga: según aseguró Martínez, fue ella y no Nahir quien le pegó una trompada en el ojo a Fernando y le dijo: “Nunca más le pegues a una mujer“. Fernando, en el relato de Martínez, le contestó: “Nunca le pegué, jamás le pegaría a una mujer porque yo de chico sufrí violencia”.

Según Martínez, la discusión terminó allí y después ella no los vio más. Pero la pelea siguió en la casa de Nahir, donde, la chica habría golpeado a su novio, según las declaraciones de los amigos de la víctima, versión que tiene su asidero en los audios y mensajes de Fernando.

La versión de los amigos de Pastorizzo es distinta. Los jóvenes contaron que Fernando les relató que Nahir lo llevó a su casa y que, ahí adentro y sin testigos, entre las dos le dieron una paliza. Durante la instrucción del caso, ya se habían difundido algunos de los audios de WhatsApp en los que el joven contaba de esa pelea a sus amigos.

A pesar de que Martínez intentó en todo momento ir en consonancia con la estrategia de la defensa de Galarza, la cual es despegarla de la relación de pareja, ya que eso le agravaría la pena, por ello quizás se especula que relató que Nahir tenía relaciones ocasionales con otros chicos, con los que se veía. Y aseguró que tuvo “un atraso” luego de tener sexo con uno de ellos, de nombre Joaquín. También relató que, cuando la joven estudiaba abogacía, mantuvo “una relación casual” con un profesor de la facultad.

El problema de la estrategia de la defensa y de los dichos de Sol Martínez es que la relación de pareja esta prácticamente acreditada, por lo que el testimonio de las relaciones de Nahir con otros hombres no le afectaría en nada si ella hubiera estado sola, pero evidentemente ella sí mantenía una relación. No solo obran los testimonios de los amigos de Fernando, también se presentó como prueba una fotografía en Brasil, donde se los ve juntos.

En cuanto al manejo del uso de armas, según consigna Clarín, La testigo también fue consultada sobre si su amiga sabía o no manejar armas: Nahir asegura que se le disparó accidentalmente dos veces. Sol dijo que no sabía manejarlas pero que “tenía conocimientos” de armas porque su papá, policía, le había enseñado.

Sol Martinez junto a Nahir Galarza, la joven dijo que fue ella la que le pegó a Paztorizzo (Foto: eldiaonline.com)

Otro hecho que también resultó falaz habría sido que Fernando conducía a alta velocidad la moto cuando ambos circulaban en el rodado, unos minutos antes que el joven recibiera los dos disparos. Nahir declaró que ella se asustó por la alta velocidad a la que iban y que allí es cuando se le escapa el primer disparo.

Según declararon cuatro policías, entre ellos uno del área de planimetría que concurrió a la escena del crimen, aseguró que no había ninguna huella de frenado de la moto de Pastorizzo.

Según este testigo, esto significa que el vehículo en el que se trasladaba la pareja iba “a muy poca velocidad o estaba detenido” cuando el joven recibió los dos disparos que le provocaron la muerte.

En cuanto a lo que sigue puede comprometer aun más la situación de Galarza, ya que se trata de los peritos informáticos, quienes darán cuenta de todo lo que se dijeron vía celulares Nahir y Fernando, mas los mensajes de la victima los días previos a su asesinato relatando el martirio en que vivía antes de su trágica muerte.

Captura: eldiaonline.com