Destacadas Notas

#Rusia2018 / Sobre llovido mojado

Parece que la Selección argentina no tiene Paz. En menos de 24 horas desairaron a los israelíes, irritaron a los palestinos y plantaron al papa Francisco. “Este partido es como si nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de las Malvinas; sería una aberración”, dijo el embajador palestino en Argentina. Crédito: Panorama, Clarín, TN

La lucha contra el terrorismo tiene una sola forma de combatirse y es no temiéndole. Esa premisa se la planteó tanto Francia, como todos los países que sufren las constantes amenazas de fanáticos pertenecientes al mundo musulmán. Todos coinciden en que el miedo paraliza y por ende no se debe dar lugar a las amenazas, ya que de hacerlo la dinámica mundial se paralizaría, todos coinciden en este punto… menos la AFA.

“Este partido es como si nosotros celebráramos el aniversario de la ocupación de las Malvinas; sería una aberración, una falta de respeto y una agresión al sentimiento del pueblo argentino”, señaló el embajador palestino en Argentina, Husni Abdel Wahed.

La decisión de que la Selección argentina jugase en Jerusalén el año en el que se conmemora el 70 aniversario de la creación de Israel, irritó al pueblo palestino.

Según consigna el portal EL MUNDO, el equipo argentino cedió ante las presiones recibidas en estos días para que renunciasen a jugar el encuentro. Por su parte la Asociación de Fútbol de Palestina, según varios medios locales, solicitó la cancelación del partido.

El “amistoso” estaba pautado para el sábado 9, en Jerusalén, pero las constantes presiones recibidas por la AFA provenientes de la Federación Palestina, sumado a las amenazas a la persona de Messi, instándole a no jugar ese partido mediante imágenes grotescas que lo mostraban en la picota de simulacros de ejecuciones, al parecer dieron sus frutos. Lo que dejó otro tendal de críticas contra una selección que divide a la afición argentina.

¿Y Francisco?

El papa argentino Francisco también recibe airadas críticas de los argentinos, quienes le reclaman por una visita desde que fue nombrado en el Vaticano, pero el sumo pontífice parece hacer caso omiso y hasta pasó volando sobre el país para ir a Chile y no se dignó a visitar a su propio país.

De ser mal pensados, paradójicamente la Selección argentina parece haberse “vengado” de eso desaires, o al menos así quedó la actitud de quienes manejan los viajes y partidos del conjunto argentino.


La cuestión es que pasadas unas horas de ese “desaire” a Francisco, gran parte de la prensa coincide en que este es “otro papelón de selección”.

El vocero Greg Burke les comunicó a los periodistas acreditados en el Vaticano que se realizaría el encuentro entre el Pontífice y la delegación argentina. Sin embargo unas horas después Burke retrocedió al anunciar que el encuentro había sido “desconvocado” por la Santa Sede.


Para peor el Papa ya había anunciado que recibiría a la selección el 9 de mayo. Sumando así otro episodio traumático para un equipo que en una semana ya vivió un papelón tras de otro. Desde la inoportuna foto del ignoto Cristian Ansaldi, el plantón a los israelíes y la furia de los palestinos, cuando lo único que deberían tener en la cabeza es ganar la copa del mundo.