Destacadas Notas

#NahirGalarza /  A pura risa en la primer audiencia del juicio

Comenzó el juicio contra Nahir Galarza por el asesinato de Fernando Pastorizzo, su novio de 20 años ocurrido el 29 de diciembre de 2017. La joven dejó dibujar en su rostro una sonrisa mientras leían su declaración. También sollozó mientras se desarrollaba la audiencia y una custodio le alcanzó un pañuelo

Acomodaba su sedosa cabellera rubia una y otra vez como si en la antesala de un boliche bailable estuviera, cuando una macabra risita brotó de su perfecto rostro. Así apareció Nahir Galarza en el juicio que se le sigue por el asesinato de su novio, Fernando Pastorizzo de apenas 20 años.

La joven afronta una acusación que podría llevarla a la cárcel por muchos años. Está siendo juzgada por el asesinato de su novio, quien apareció con dos disparos aquel trágico 29 de diciembre de 2017.

En la primera audiencia se ocultó de las cámaras de la prensa entre su largo cabello rubio, vestida de pantalón y saco negro, y camisa blanca. En la lectura de la imputación se leyeron las dos declaraciones que hizo la acusada. La primera, reconociendo que ella había matado a Pastorizzo, y la segunda, en la que pidió ampliar su declaración.

Mientras se procedía a la lectura se escucharon los sollozos de Galarza, como si se hubiera quebrado, entonces una de las oficiales que la custodiaba le alcanzó un pañuelo.

Lo que denotan claramente las declaraciones que se leyeron en la primer audiencia es la estrategia de mostrar a la víctima como un violento y golpeador, el cual la llevó al límite de atosigarla mediante la violencia física y psicológica.

Según consigna Clarín, en su segunda declaración, la joven contó que Pastorizzo la había desbloqueado del WhatsApp. Fueron a la casa de los Galarza y allí tuvieron relaciones sexuales, pero luego el joven la trató de “zorra” y “puta” y le recriminó tener “relaciones con otros pibes”.

“Quedé como boba”

Al bajar las escaleras, desde la planta alta de la casa, y siempre según el relato de Nahir, Fernando la tiró, la agarró del pelo y la golpeó. Posteriormente el chico tomó el arma del padre policía de la acusada y le habría dicho: “Mirá el fierro que tiene tu viejo”, para luego pasar a una secuencia que la ubica arriba de la moto de Pastorizzo, quien manejaba a toda velocidad, cuando ella invadida por el miedo le logra quitar el arma y ésta se dispara accidentalmente.

Tras recibir ese primer disparo “accidental”, Nahir dice que se bajó de la moto a ver como estaba su novio y al estar “como boba”, según ella se le escapa un segundo disparo que remata al joven y le produce la muerte.

Esta fue a grandes rasgos la lectura de la indagatoria que la acusada respondió durante la etapa de instrucción. Habrá que ver si los jueces creen semejante crónica del “sin querer”, mientras los padres de la victima tuvieron que mirarla en pequeña sala de audiencias durante toda la jornada.

FOTO: CAPTURA TN