Destacadas Notas

#NiUnaMenos / Se suspendió el juicio a los acusados de violar a la niña Wichi

El aberrante hecho ocurrió en Alto La Sierra y el juicio estaba programado para el 4 de junio, sin embargo una fuente informó a MUY CRÍTICO que el proceso se suspendió por ahora. El debate se desarrollará en Tartagal cuando sea designada una nueva fecha

Probablemente los ocho energúmenos que violaron a la niña de apenas 12 años de la etnia wichi el 29 de noviembre de 2015, tras una ingesta alcohólica y consumo de estupefacientes, jamás imaginaron el vendaval de conflictos y los debates sociales que acarrearían con su salvajada.

El aberrante suceso abrió un verdadero debate con respecto al aborto no punible, pasando por el pedido de jury contra el juez Fernando Astigueta y el fiscal Jorge Cazón, por mal desempeño, retardo de justicia e incumplimiento de sus deberes. Además de evidenciar la enorme vulnerabilidad en la que se vive en esos parajes olvidados de Dios. Cabe recordar que el hecho se produjo en el pueblo Alto La Sierra, de esa zona fronteriza con Formosa y con mayoría de población aborigen.

Se terminaba el mes de noviembre de 2015 cuando estos ocho adefesios atacaron en banda a la indefensa niña, quien sufre una discapacidad que obedece a un retraso madurativo. Fue abordada cerca de una cancha de fútbol, donde la violaron e ultrajaron en reiteradas ocasiones.

Los gritos de la menor fueron escuchadas por dos chicas que intentaron defenderla, pero fueron alejadas por los atacantes, quienes enloquecidos y enajenados no detuvieron el barbárico ataque.

Violación a los Derechos Humanos

El caso provocó una ola de indignación en la comunidad de cuatro mil habitantes, la mayoría aborigen, motorizada por el hecho de que la menor es de una de las etnias, mientras que los atacantes serían criollos. La menor quedó embarazada producto de los reiterados accesos carnales.

El infierno recién comenzaba para la desafortunada niña. A pesar de la denuncia de violación, el Estado no informó la posibilidad de practicar un aborto no punible, contemplado en el Código Penal. Además la niña no pudo declarar en la denuncia penal sobre su violación por no contar con traductor de su lengua originaria: el wichí.

En tanto el equipo de salud que la atendió ignoró el Protocolo para la Atención Integral de Personas Víctimas de Violaciones Sexuales del Ministerio de Salud de la Nación, que data del año 2011, según consigna el portal Anred.org.

Posterior a esto hubo fuertes críticas desde la oposición, sobre todo en Diputados hacia quien ejercía el cargo como ministra de Justicia y DD. HH. por entonces Pamela Calletti. Al respecto la diputada Gabriela Jorge del PO decía:

“Pedimos un pronunciamiento de la Cámara de Diputados por la renuncia de Caletti por ser responsable del abandono de persona que sufrió la niña wichi, a quien además negó el acceso al aborto no punible, ratificado por el Fallo de la Corte Suprema de Justicia. El caso de la niña muestra nuevamente el estado de vulneración completa en la que nos encontramos las mujeres y las niñas en esta provincia”.

Foto: Elonce.com

Por su parte el juez de la Corte salteña Abel Cornejo pidió en junio de 2016, el jury contra el juez Fernando Astigueta y el fiscal Jorge Cazón, por mal desempeño, retardo de justicia e incumplimiento de sus deberes, por la múltiple violación de la niña wichí.

Juicio suspendido sin fecha de inicio

Prensa del Poder Judicial habia informado que La Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal juzgaría desde el próximo cuatro de junio y hasta el siete de junio a los seis adultos y dos menores de edad imputados todos por el delito de abuso Sexual con acceso carnal en perjuicio de M.A.S., menor de edad. Pero en las últimas horas una fuente judicial informó a MUY CRITICO que el debate oral y público fue suspendido por ahora.

De todos modos el Tribunal de Juicio estará presidido por el juez Anastasio Vásquez Sgardelis e integrado como vocales por los jueces Osvaldo Miguel Chehda y Ricardo Hugo Martoccia.

Intervendrán el Fiscal Pablo Cabot y como defensores Marcelo Arancibia, Sarah Esper, Sergio Heredia y Natalia Pagani. Como querella actuará la Defensora de Violencia Familiar y de Género Andrea Magadán.

En la causa están imputados dos menores y seis mayores. “Salas, Jorge Gabriel; S., J.M.; S., A.L.; Salvatierra, Sebastián Matías; Mansilla, Pantaleón Javier; Lamas, Luis Fernando; Arias, Omas Alcides; M., E.E. por abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de M.A.S”.

El otro caso

El embarazo de una niña de apenas 10 años, que declaró ante el equipo de salud que su padrastro la violaba tras confirmarse la gestación de cinco meses, llevó al Ejecutivo de Salta a adherir al protocolo nacional de aborto no punible que rige desde 2015.


Con respecto a la gran polémica que se desató por este nuevo caso, el gobernador Juan Manuel Urtubey realizó declaraciones al respecto. “La posición de la Iglesia es clarísima. Nosotros tenemos que gobernar para todos los argentinos”, dijo.

Cabe recordar que a través de su cuenta oficial de twitter, el mandatario anunció la adhesión de la Provincia a un protocolo nacional que se aplica para los abortos no punibles, enmarcados en el artículo 86 del Código Penal. Se trata de una guía de intervención elaborada en 2015 tras un fallo de la Corte Suprema de la Nación.