Destacadas Personajes

Se casó el borracho

Se llama Henry Charles Albert David Mountbatten-Windsor, es hijo de una leyenda, de quien no heredó un ápice de su decencia y honestidad, porque Lady Di fue una especie de “Eva Perón europea”, de quien lamentablemente no hizo honor a una vida apasionante. Conocido también como ‘Harry el sucio” por la prensa sensacionalista británica se casó con la actriz americana Meghan Markle

Este detestable ebrio conoció las fiestas apenas lo alcanzó la pubertad, no hubo ocacion a la que no llegó absolutamente intoxicado etílicamente y con cuanta droga haya podido hacerse a su paso. A los 17 años, News of the world hizo público el problema de adicción al alcohol y las drogas que tenía el príncipe.

Entre las aberrantes apariciones a las que éste inmundo borracho se atrevió a llevar a cabo, la que se lleva todas las palmas fue la ocasión en que apareció disfrazado en una fiesta con un brazalete de una esvástica. “Harry the Nazi” (Harry el nazi), tituló el periódico “The Sun”.

Cuentan que en el elitista internado de Eton acumulaba malas notas, pero el temerario príncipe creía que su futuro era convertirse en una estrella del polo. Por su éxito entre las chicas se le conocía como el “Robbie Williams de la realeza”.

“Harry el sucio”

Ese fue el titular que utilizó The Sun en 2006 junto a la imagen del príncipe tocándole el pecho a una joven en una discoteca de Londres. Tras él, aparecía el prícipe Guillermo hablando con otra chica. Tras esa portada, la familia real británica aseguró que la foto no era actual, sino que fue tomada tres años antes.

Harry manoseando a una señorita –  foto: The Sun

Según consigna el portal mujerhoy.com, uno de los mayores escándalos llegó en 2012, cuando TMZ publicó unas fotos del príncipe completamente desnudo en compañía de una mujer, divirtiéndose tras una partida de ‘strip billar’ en Las Vegas. La información aseguraba que Harry y sus amigos habían invitado a unas mujeres a subir a su habitación. La casa real británica confirmó que el que aparecía en las fotos era el príncipe Harry.

Fue en 2013 cuando Harry pasó 5 meses de misión en Afganistán. El hijo menor del príncipe Carlos y Lady Di confirmó que había matado a varios insurgentes talibanes. La frialdad con la que trataba el tema generó mucha polémica.

Totalmente drogado y ebrio luciendo la esvástica. Tuvo que pedir disculpas publicas por esta foto. The Sun

A los 33 años, recontra harto de joder hasta que se le atizó la poca materia gris que le quedó en funcionamiento, conoció a la actriz americana Meghan Markle de quien dice haberse enamorado locamente. Ella obviamente que se vio seducida de inmediato hacia la sangre azul, si es que tal cosa existe en el mundo real, además del país de los piratas.

Otro de sus noches de descontrol, aquí con una señorita después de jugar al billar desnudos

Según lo justifica mucha prensa permisiva, sus meteduras de pata eran el fruto de una mezcla de ira, rebelión e ingenuidad, dicen. Tras la fotografía del brazalete con la esvástica, el nieto de la reina Isabel II tuvo que disculparse en público. Hijo de una pareja separada y después huérfano de madre “habría necesitado algo más de orientación” señaló Penny Junor, autor de varios libros sobre la realeza.

Foto de la nota: Clarín, TMZ