Cinema TV Destacadas

#CobraKai / Sobredosis de nostalgia

La “secuela” de Karate Kid tiene formato de serie y solo puede verse en Youtube Red, donde está rondando las 29 millones de visitas. El fenómeno es de tal masividad que ya superó a todas las series de Netflix y es la de mayor impacto en la historia de Internet

Por Iggy Rey

¿Porque la nostalgia se lleva tan bien con Internet? la respuesta no es tan compleja. Se trata de una única generación (la conocida como “X”) la cual tiene la potestad de ser la que vivió lo “analógico” –si es que se permite el término– y ahora vive lo tecnológico.

Puntualmente los llamados “Generación X” experimentaron el hecho de utilizar un artefacto plástico con una cinta –casete– que giraba indefinidamente adentro de un armatoste –grabador– . Ahora se puede acceder al mismo producto desde un chip de silicio inserto en un aparato que tiene más memoria que todas las computadoras que se utilizaron en el programa Apollo XI.

Resulta que durante esa década –1980– una serie de “productos” llenaron de posters las habitaciones de los adolescentes de entonces, quienes ahora son cuarentones y cincuentones. Una de esas manifestaciones de la cultura pop se llama Karate Kid y fue estrenada el 5 de julio de 1984 en la Argentina. No es casual que su director sea John Avildsen, el mismo de la mítica “Rocky” –1975–.

Ya habían pasado varios intentos de continuar con el producto, no tantos como Star Wars, pero si unas secuelas de la exitosa primera parte y hasta una remake fallida –pero buena– con el hijo de Will Smith y Jacky Chan como el legendario señor Miyagi.

Ahora la historia retoma desde el momento en que Daniel Larusso impacta su famosa patada de la grulla en la cara de Johnny Lawrence. Ambos son héroe y antagonista respectivamente en la película de 1984, pero con Cobra Kai sucede algo inesperado y realmente emocionante.

A solo minutos de comenzada la serie, con un William Zabka arrugado y resacoso, viviendo la vida de un “looser”, como si ese desafortunado episodio de la final perdida con Larusso, le hubiera marcado un destino de perdedor nato en todos los órdenes de la vida.

Solo eso alcanza y sobra para que el “espectador Generación X” se sienta en absolutamente empatía con el protagonista, quien sufrirá una transformación inmediata en héroe, ya que ahora está en inferioridad de condiciones ante un mundo incompresiblemente duro para él.

Sin embargo en esa misma atmosfera se mueven los cretinos de siempre, solo que ahora tienen iPhone y configuran como millennials. En ese microclima aparecerá el mismísimo Ralph Macchio, googleada inevitable de quienes ven la seria por primera vez a mitad del primer episodio.

Foto: La Nación 

Allí está el ex enclenque, mostrando su exitosa y perfecta vida, en contraste con alguien que del otro lado de la curva ve como le pasaron los años y solo puede limpiar casas de ricos y hacerse despedir por culpa de una iracunda ricachona.

En cuanto a la diferencia de clases sociales, lo cual le dio el catalizador justo para que la película funcionara, aquí también es el recurso a utilizar y funciona a las mil maravillas. En la cinta de 1984 Daniel Larusso es pobre y llega a un lugar hostil, donde los malos van a burlase del automóvil destartalado de su madre; aquí los roles se invierten y Larusso es el ricachón insoportable que vende autos como pan caliente, quien se muestra junto a su perfecta esposa y su pulcra hija.

Son la frontera perfecta en aquello de las diferencias insoslayables de clases que han dotado a estas historias desde tiempos inmemoriales.

Ahora “Cobra Kai” volverá a abrir sus puertas para esos que quedaron relegados en una vida que aparentemente les pasó de largo, tal como le pasa Johnny Lawrence, de la misma manera que les sucedió a muchos de los que hoy miran la serie por Youtube y que ven una cierta redención en ese William Zabka que puede ser cualquier cincuentón de buena cepa que se preste a descubrir a éste éxito sin precedentes.

Números inquietantes

Según consigna el portal Futuro.cl, de acuerdo a los últimos reportes de “Variety”, “Cobra Kai” logró derrotar en visitas a las series de Netflix: “13 Reasons Why” y “Arrested Development”. En ese mismo periodo la secuela de “Karate Kid” también logró superar en visitas a la exitosa producción de Hulu “The Handmaid’s Tale”.

Según los números liberados, en su mayor punto de popularidad, la serie que tiene como protagonista a William Zebka. Logró una demanda en un 54% mayor que la de “13 Reasons Why”, más del doble que “The Handmaid’s Tale”. Y 121% más demanda que “Perdidos en el Espacio”, la serie recién lanzada por la plataforma Netflix.