Destacadas Notas

#NiUnaMenos / Matar a la suegra

Cristian Ignacio Nahir Ruiz estaba condenado a 6 años y 8 meses de prisión por intentar asesinar a su suegra, pero el Tribunal agravó la pena y ahora deberá pasar 10 años a la sombra

Esta violenta crónica comenzó el 1 de febrero de 2015, cuando promediando las cinco de la tarde Ruiz ingresó al domicilio de su pareja en La localidad de la Caldera. Al adentrarse en el dormitorio se encontró con que su suegra, la señora Adriana Andrea Nicosia dormía plácidamente la siesta.

Intempestivamente el sujeto comenzó a apuñalarla en el brazo izquierdo, mientras intentaba ahorcarla, al ver que la pobre mujer intentaba defenderse tomó el velador y la golpeó varias veces en la cabeza.

Ante esto la victima del brutal ataque pudo zafarse de su agresor y corrió hacia la galería, aun así la persiguió y continuó con la feroz golpiza. Por obra de un milagro fue que Adriana pudo escapar hasta el portón principal.

El inmueble era propiedad de la hija de la víctima, quien mantenía una relación con el atacante, por ello al ser apresado y enjuiciado, el Tribunal interpretó que la acción dirigida por Ruiz estaba destinada, en realidad, hacia la hija de la víctima. Es decir que su intención claramente era asesinar a su pareja, pero que al darse con la sorpresa de que ella no era quien estaba en el lugar sino su suegra, hizo caso omiso a “su elección” y decidió dar rienda suelta a sus violentos instintos.

Así fue que Cristian Ignacio Nahir Ruiz fue acusado del delito de homicidio calificado por alevosía en grado de tentativa en perjuicio de Adriana Andrea Nicosia. En primera instancia la fiscalía había solicitado 13 años de prisión pero el Tribunal lo condenó a la pena de 6 años y 8 meses.

Calificación agravada   

La Corte de Justicia de Salta no hizo lugar al recurso de inconstitucionalidad de la defensa del imputado y confirmó la sentencia de la Sala III del Tribunal de Impugnación que lo condenó a la pena de diez años de prisión como autor responsable del delito de homicidio calificado por alevosía en grado de tentativa.

La Sala III del Tribunal de Juicio lo había condenado originalmente por el delito de homicidio simple en grado de tentativa.

Pero los jueces de la Corte de Justicia recordaron que ya en el decreto de citación a audiencia de imputación se calificó provisoriamente la conducta desplegada por Cristian Ignacio Nahir Ruiz aquel 1 de febrero de 2015 provisoriamente como el delito de homicidio calificado en grado de tentativa. Y el requerimiento de elevación a juicio lo fue por la misma figura penal.

Por su parte la sentencia de la Sala III del Tribunal de Impugnación “resulta ajustada a derecho”, dijeron. La ponderación que hizo el Tribunal de Impugnación para agravar la condena por homicidio calificado por alevosía, en grado de tentativa resulta correcta, dijeron los jueces de Corte. “Esta Corte ya dijo que el tipo penal solo requiere ese particular modo de ejecución del homicidio, mediando una agresión sorpresiva, súbita e inesperada, colocó a la víctima en la situación exigida imposibilitándolo de repeler o evitar el ataque dirigido a matar”, recordaron.

“El Tribunal de Impugnación al imponer la pena de diez años de prisión, impuso el mínimo legal previsto para la figura en cuestión, de conformidad a lo prescripto por el artículo 44 del Código Penal”, destacaron.