Destacadas Notas

#GasparCinco / “Ironías trágicas”

A la increíble versión del único imputado de envenenar a Alejandra Párraga y a su hijo Amir, luego se le sumarían una caterva de delirantes justificaciones donde la madre del niño le habría solicitado que le llevara el veneno para luego dárselo a su propio hijo

Quizás las intenciones de Gaspar Cinco para la jornada en la que declaró fueran varias, además de culpar a quien ya no está y no puede defenderse, es decir a su pareja, Alejandra Párraga.

Pasadas las 10 de la mañana y después de un largo protocolo en el que el acusado finalmente enfrentó al tribunal unipersonal presidido por el juez Longarte, le siguieron casi cinco horas de un monologo interminable, en el cual también hubo lugar para las preguntas del fiscal, Ramos Ossorio, quien lo puso en evidencia en momentos en que entró en contradicciones.

Una de las más notables sin dudas fue el motivo por el cual había comprado el cianuro. En primera instancia el representante del Ministerio Publico le hizo notar que había mencionado “que era para un primo”; y ahora estaba apuntando a que el motivo de la compra de éste producto fue para “un experimento que Alejandra tenía que hacer para la facultad de Ciencias de la Salud”, a la que la madre de Amir pertenecía.

Lo más desagradable comenzó a emanar por el aire de la Sala de Grandes Juicios cuando el imputado solicitó leer unos chats que solo él conocía aparentemente, ya que no se vio ninguna captura de pantalla donde estos consignaran sus dichos.

Mientras los leía daba la hora y el nombre de los dos protagonistas de las conversaciones, es decir él y Alejandra. En primera persona era el mismo imputado quien daba las respuestas a su interlocutora, conforme se desarrollaba la conversación.

Supuestamente eran diálogos jocosos, en los cuales las frases iban y venían acompañadas por unos: “ja, ja, ja”, de un lado y del otro, en lo que configuraba una verdadera burla para los familiares, quienes movían la cabeza negativamente como no pudiendo creer la pesadilla que estaban presenciando.

Momento en que ingresa Gaspar Cinco al predio de Ciudad Judicial, acompañado por una fuerte custodia del grupo especial GEOPS – Foto MUY CRITICO

En cuanto a los epítetos utilizados durante su declaración, hizo mención a que “siempre formó parte de mi expresividad”, como dando a entender que su lenguaje soez lo había arrastrado inexorablemente a un lugar en el cual él nunca quiso estar.

Evidentemente su intención era mostrarle a todos los presentes que su participación en el hecho se debió a sus “ironías trágicas”, las cuales lo trasladaron a una marejada de infortunados acontecimientos de los cuales él se llevó el papel del “monstruo” que ejecutó semejantes actos horrorosos.

El lunes se dará inicio a los alegatos, de los cuales el más interesante será sin dudas el de Agüero Molina, su defensor, quien deberá sostener la errática versión presentada por Gaspar Cinco durante las casi cinco horas que duró su monologo.

Posterior a ello vendrá la sentencia que seguramente será casi inmediata, ya que el juez Longarte no tendrá que debatir con otros miembros del tribunal. Se calcula que el lunes 7 de mayo en horas de la tarde se conocerá lo que ya es casi un hecho: de que Gaspar Cinco pasará a ser un huésped del furioso penal de Villa Las Rosas por los próximos 35 años.

Foto: Marcelo Báez