Destacadas Notas

En el nombre del padre

Alejandro Párraga es el padre de Alejandra Párraga y abuelo del pequeño Amir. MUY CRÍTICO pudo hablar con él unos minutos antes de que entrara a prestar declaración indagatoria frente al juez Longarte en el juicio que se le sigue a Gaspar Cinco por el asesinato de su hija y su nieto

Absolutamente nadie puede imaginar el dolor que éste padre y abuelo experimenta desde la fatídica tarde en que su hija y su nieto fueron envenenados y asesinados.

En la antesala de la primera jornada se pudo acceder a una breve entrevista con quien perdió a dos seres queridos en una sola tarde. Sus impresiones, su calvario y dolor están reflejados en este documento periodístico, el cual refleja la franqueza de un hombre que deberá vivir el resto de su vida con una carga insoportable. Solo el amor de un padre le permite seguir adelante ante tal horror.

MUY CRÍTICO –¿Qué habló con la querella, con sus abogados?

Cosas normales del expediente, que realmente se van a detallar en el juicio.

MUY CRÍTICO –¿Cuál es la expectativa, una perpetua de 35 años por lo menos? es lo máximo que se le podría dar…

Si. Es el máximo que le pueden dar porque es un doblemente agravado por envenenamiento. Planificado, meditado y aparte de eso qué, ya diez días antes había intentando arrojarlo al dique Cabra Corral, en un día de salieron de excursión ellos.

MUY CRÍTICO –¿Cómo fue la primera vez que lo vio usted a Gaspar Cinco, que impresión le causó?

Me pareció un muchacho callado, un muchacho sumiso, normal. Más bien callado. Tratando él de llegar hacia nosotros, pero no tenía alguna relación de dialogo, al menos particular. No tuve una relación de dialogo con él.

MUY CRÍTICO –¿Pero su hija no se lo presentó en su momento?

Si, el 21 de mayo me lo presentó y ésto fue el 5 de junio; fueron solo 14 días.

MUY CRÍTICO –¿O sea ¿qué ya estaban saliendo, llevaban un tiempo y a usted se lo presentan y no le causó ninguna mala impresión?

No. Una cosa normal, de que realmente como todos los jóvenes, necesitan relacionarse, crear un romance, pero en ningún momento puedo estar yo sujeto a que realmente éste tipo está planificando esta locura.

MUY CRÍTICO –Cuando hizo el primer intento –en el dique– con el chiquito ¿usted no estaba al tanto?

Si. Nosotros esa noche, cuando llegó mí hija con mi nieto, llegó un poco machucado, con algunos raspones. Pero mi hija nos dijo que era producto de un que se le había soltado y cayó en unos “pedreguyos”… por taparlo a éste… a éste… asesino. Quizás no se dio cuenta de lo que estaba haciendo.

MUY CRÍTICO –¿Cómo va a ser su declaración hoy? (Por el viernes 20 de abril, día de la primera jornada)

Yo voy a narrar todo lo que he vivido. El calvario que he vivido durante la fatídica tarde del 5 de junio.

MUY CRÍTICO –¿Va a ser una cronología?

Si, si, creáme que no me olvido absolutamente de nada de nada.