Cinema TV Destacadas

#MazingerZ / El Fanservice en su máximo esplendor

Mazinger Z: Infinity es la película que celebra el 50 aniversario de una de las franquicias más exitosas de Japón y a uno de los héroes más queridos de la cultura popular. Tomando esto en cuenta, es necesario aclarar que no se trata de una cinta con una trama compleja y que simplemente obedece a la tarea de hacer un tributo

El largometraje se ubica varios años después de toda la acción que vimos en los animes anteriores, de hecho Koji Kabuto ya no es el piloto del robot gigante, sino un respetado científico que sigue investigando los misterios de los mechas y en una de sus expediciones se encuentra con un Mazinger mucho más grande que el suyo, el cual podría causar la destrucción de la Tierra si cae en las manos equivocadas.

Como lo mencioné anteriormente, no hay nada novedoso en esta entrega. ¿Y por qué hacerlo si los personajes han traspasado la barrera del tiempo? En la narrativa aparecen viejos conocidos como Sayaka, Tetsuya, Jun, el infame Dr. Hell, el Gran Mazinger, entre otros.

El título apela totalmente a la nostalgia y como tal utilizó la misma estética que hemos visto en las series anteriores. Se trata de un diseño de personajes y animación que recuerda a los shows de hace algunas décadas –con los que varias generaciones se identifican–, pero perfeccionados, limpios y entendibles. Sin embargo, hay momentos en que se utiliza la animación 3D y esto rompe con el arte 2D que se está presentando, provocando que esas escenas no luzcan del todo bien ya que no hay armonía. Esto se puede compensar con las increíbles secuencias de acción que están tan bien hechas que te erizan la piel.

Los protagonistas lucen detallados con una gran manejo de sombras y texturas. Lo mismo sucede con las luces y es un detalle que en ningún momento se descuida, cosa que se agradece.

Desde el inicio del largometraje, el guión salta a la acción con monstruos por todos lados, explosiones y derrumbes de edificios. Mazinger Z y Koji hacen gala de su fuerza tanto física como espiritual, astucia y, por supuesto, terquedad. Presentando en un gran altar al héroe de muchas personas y la esperanza de la humanidad. Éste ese arquetipo del protagonista que va contra todas las probabilidades por sus convicciones y aunque éstas flaquean en algún momento, cuando las vuelve a reconocer las abraza aún más.

Tomando en cuenta que es una película que rinde tributo a estos 50 años, es evidente que hay varios Easter Eggs, referencias y todo eso que amamos de la franquicia. Como mencioné al principio, no es una historia compleja ni profunda pues no necesita serlo ya que se trata de la narrativa tan querida que mezcla todo: acción, comedia, drama y romance.

Veredicto

Mazinger Z: Infinity no relata nada nuevo, pero hace uso de los grandes personajes y las secuencias de acción que tanto distinguen a la franquicia para entregarnos una película con la que más de uno se emocionará, ya que está llena de nostalgia, referencias y Easter Eggs dirigidos a todos aquellos que crecieron con Koji Kabuto y su enorme robot.

latam.ign.com
Foto: americatv.com.pe