Destacadas Editorial

¿Y así pretenden ganar un mundial?

España humilló a la albiceleste con un 6-1 aplastante. Golpe tremendo en la previa del Mundial. ¿Se instala la “messidependencia” o el equipo es un completo despropósito?

Por Iggy rey

Soplan vientos de catástrofe con olor a apocalipsis en las filas de los nenes ricos de la selección del calvo Sampaoli, “héroe” casual hasta hace unos meses, ahora en el ojo de la maliciosa prensa internacional.

Un baile espantoso, una lamentable coreografía de lo nefasto, unas sombras justificando el “pornográfico” salario que cobran estos patéticos metrosexuales con sus atroces peinados y sus nefastas ganas de NO jugar a nada. España les pasó por encima, siendo también “metros sexuales” que se la pasan mostrando las abdominales en Instagram, pero que a la hora de los bifes realmente son “la Furia”.

En un párrafo colgando como un colgajo innegable de la realidad, Clarín, arremete con el 6-1 es un cachetazo a la realidad de la Argentina de cara al Mundial de Rusia, la cita tan esperada. Otra vez se abren los interrogantes, nuevamente entrarán en discusión apellidos, posiciones, roles y, lo más importante, la lista de 23 jugadores para la Copa del Mundo.

Por increíble que parezca estos ingenuos hacían alardes del poderío futbolístico con el que cuentan para Rusia, mal traducido mediante sus estruendosas cuentas bancarias, las cuales los hacen vivir como hijos de Narcos, más que como deportistas de elite.

Parecieron zombis en medio de un verdadero ballet, fingiendo estar interesados en un trámite que para ellos es un fastidio, más que una exhibición previa al mundial. En medio de eso, los toques de los españoles no comunicaban otra cosa que la atroz realidad: que estos “pie redondos” lo único que pueden hacer es esperar a que Messi les pinte una genialidad y les cocine el partido en una jugada y así pasar el mal trago, porque claro y evidente es la poca voluntad a la hora de lucir una camiseta con mucha… mucha historia.

Dieron asco

Más de la cuenta, más de lo que el fino paladar de un fans de México 86 podría tolerar. Porque son los Beatles contra Maluma. Esos jugadores de 1986 no estaban salvados como estos, aun Diego que ya había firmado varios contratos rutilantes, como el que lo ligó a marcas emblemáticas como Coca Cola o Puma.

Comienza el mundial, quizás los otros equipos sean tan mediocres y patéticos como el conjunto que presentó Sampaoli frente a España, ojalá por el bien de sus pellejos, porque en la Argentina se respira futbol ayer, hoy y siempre y si estos payasos se creyeron por un momento que la Copa la iban traer de la mano del mesías Messi, están muy equivocados, porque Messi sufre el síndrome de la derrota, sobre todo en finales, así que solo resta ver con que cartas jugaran Dios y el Diablo. Ojala que nos manden a la mesa de Dios, porque si esperamos que estos inútiles se carguen a la patria futbolera al hombro, estamos perdidos.

Solo resta preguntarse ¿Y así pretenden ganar un mundial?

Nos vemos en Rusia…

Foto de la nota: Clarín
Videos: @TyCSports