Destacadas Editorial

Bacheo anecdótico

Al parecer el ambicioso plan de la Administración Sáenz para erradicar todos los pozos y las calles destruidas parece que solo se quedará en la anécdota, ya que de un sondeo por zonas aledañas y barrios elitistas de la ciudad, presentan el aspecto de haber recibido un bombardeo y no el de una ciudad moderna

SALTA. 19-03. Los detalles de la vida conyugal entre la Intendencia de la ciudad y los baches es un hecho peculiar. Según la Real Academia española, una anécdota es un “detalle o suceso accidental y de escasa importancia”. Pues bien, eso parece ser el bacheo en Salta, algo de escasa importancia.

No es ningún misterio que Gustavo Sáenz quiere potenciar sus intenciones de llegar a la gobernación “solucionando” el tema del bacheo. Lamentablemente para él y sus colaboradores no se trata de una tarea sencilla ni mucho menos, y aunque Sáenz tenga todo el apoyo de Macri, Peña y compañía, solucionar el tema de los baches es una tarea pantagruélica por no decir imposible.

Para peor “La Muni” no comunica bien. De forma totalmente inconsulta y a plena hora pico cortan arterias fundamentales el día que se les baja la gana. Por ejemplo, durante el transcurso de la semana pasada se les ocurrió cortar con un muro –a lo Trump– la esquina de Caseros y Catamarca –nada más ni nada menos– y en hora pico. Por lo que la cuadra que va por Catamarca, entre Caseros y Alvarado, se transformó en un embudo. Los automovilistas tuvieron que girar y regresar en sentido contrario. Un caos que duró unas dos horas.

Aquello tuvo el mismo efecto que un corte premeditado y de los mejores, ya que el pandemónium se adueñó de esa esquina por horas, ante la impavidez del salteño que jamás se va a tomar el trabajo de apersonarse en las oficinas del CCM a presentar una queja formal.

Este tipo de infantilismos no se pueden tener en una ciudad moderna, donde un ato de empleados y mandamases de Sáenz, les pagan para que “desinteligencias” como estas no ocurran. Sucede que el sistema de comunicación de “La Muni” al parecer “si duerme la siesta”.

Ni los “copetudos” se salvan

El estado de los baches en todos los barrios pobres de Salta es dantesco, eso no es un misterio. También en otros de clase media, pero lo interesante era saber qué pasa con los barrios de ricos. Por ello MUY CRITICO recorrió la zona más elitista de Tres cerritos. Grande fue la sorpresa cuando el vehículo en el que viajaba el equipo de producción se topó con un panorama desolador y contrastante.

De un lado imponentes casas pero las calles destruidas, intransitables. Parece increíble que hasta las familias que viven en esa barriada sufran la misma tortura al circular que cualquier vecino de barrios aledaños.

Obviamente que Sáenz y “su gente” tendrán que arremangarse y plantearse una estrategia un poco más inteligente, ya que de nada sirve “bachear” el centro de la ciudad, cuando pobres y ricachones sufren los baches en la puerta misma de sus casas.

Por otro lado la administración Sáenz deberá trabajar sobre la parte de comunicaciones. Es impensado plantearse el hecho de cortar Catamarca y Caseros en hora pico un día de semana y no dignarse a anunciarlo al menos por el sitio de la Municipalidad. Impresentable.