Destacadas Editorial

Cuando el poder se diluye

Cristina Kirchner va a juicio oral y público por la denuncia de Nisman. Héctor Timerman y Carlos Zannini, entre otros, serán juzgados por el supuesto encubrimiento de los acusados iraníes por el atentado a la AMIA. La elevación a juicio vino del juez Bonadio

Sorpresivo quizás, inevitable tal vez, se trata de otro/a ex presidente/a que va a juicio oral y público, el otro fue Menem. El juez federal Claudio Bonadio elevó a juicio oral la causa contra Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento a los acusados iraníes por el atentado a la AMIA.

Hace solo tres años Cristina era intocable. Hoy está acusada de haber participado de “una maniobra delictiva” con el objetivo de exculpar a los iraníes sospechados de volar la AMIA mediante la firma del memorándum de entendimiento entre la Argentina y Teherán.

Corría mayo de 2013 y Nisman declaraba por Radio Mitre: “Néstor Kirchner me dijo que vaya contra quien sea, acá no hay impunidad para nadie”; el 14 de enero de 2015 el fiscal de la Unidad Fiscal AMIA presentaba la denuncia contra CFK, Timerman y compañía; y el 18 de enero de 2015 dos sicarios entraban al departamento de Le Parc y lo asesinaban después de propinarle una feroz golpiza.

Al día siguiente todo el aparato propagandístico del kirchnerato desplegaba su malsano mensaje y “proponía” un conveniente suicidio, por cierto, miserable mentira que la mitad idiota de la Argentina compró.

Pero como en la República Argentina todo funciona en consonancia con el poder de turno, nadie imaginó que semejante maquinaria política como lo fue el FPV o kirchnerismo furioso, fuera a perder miserablemente las elecciones con el sujeto más impopular del mundo, el actual presidente Mauricio Macri.

Foto: La Nación 

Ante esto, toda la podredumbre comenzó a heder, sin necesariamente aseverar que estos que ahora gobiernan sean trigo limpio. El destino de JFK parece retomar el punto de la curva donde deberá dar explicaciones a la Justicia por su decisión de encubrir a los 8 asesinos que volaron la AMIA. Esto en 2015 era una quimera.

Según consigna La Nación, Cristina Kirchner está procesada con prisión preventiva, pero permanece libre ya que tiene sus fueros de senadora. Timerman también está procesado, pero sin el arresto domiciliario que había dispuesto Bonadio ya que tiene que tratarse del cáncer que padece. Zannini, D’Elía y Esteche se encuentran detenidos por orden del juez. En tanto, Parrilli, el jefe de La Cámpora, Andrés Larroque, el ex número dos de la AFI, Juan Martín Mena y la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona están procesados en libertad.

De esta manera queda demostrado que en la Argentina la independencia de poderes es una patraña mas de las que el pueblo está acostumbrado a ver, porque sería un pecado de inocencia pensar que si Daniel Scioli comandara el Ejecutivo –además de irse todo al traste, aun peor de lo que vive actualmente el país– CFK estaría cultivando sus begonias en Calafate mientras espería pacientemente que la formula “Scioli- Zannini” terminara su administración desastrosamente y ella esperar el “regreso definitivo”, a lo Perón, al sillón de Olivos, hasta morir en el poder, a lo Hugo Chávez… al fin y al cabo el ideólogo de todo este desatino diplomático, ese de apoyar a los iraníes con tal de darle la espalda a EE. UU. y que la retorica del socialismo mal entendido y populista configure el campo por donde los ignorantes de siempre se creerán todo lo que les digan. Algo así como que Nisman se suicidó o que la Argentina tiene menos pobres que Alemania.

Como solía decir el genocida Hitler, “cuanto más grande la mentira más gente se la creerá”. Ergo, el que miente es Clarín, mientras Pagina 12 se pregunta “¿qué lo llevó a quitarse la vida?” y C5N aseguraba que Scioli había ganado por amplio margen.

Foto de la nota: MinutoUno