Destacadas Notas

Salta descomprime el tenso clima con Bolivia

Fueron el alcalde de Tarija, Rodrigo Paz Pereira y el gobernador de esa región, Adrián Oliva Alcázar quienes encabezaron un acto en agradecimiento por la ayuda prestada desde Salta en ocasión de emergencia por un incendio en tierras bolivianas

Paradójicamente éste encuentro entre el vicegobernador de Salta, Miguel Isa y los mandatarios tarijeños se desarrolla en medio de un contexto enrarecido por las tenciones creadas en referencia a la atención sanitaria entre ambos países.

Mientras Evo Morales critica con dureza a Mauricio Macri y le acusa de acercarse a las políticas de Donald Trump, enviando una delegación a Buenos Aires liderada por el presidente del Senado, José Alberto Gonzáles, para mostrar su malestar y rebajar la tensión; Salta envía a Miguel Isa a recibir la retribución y el agradecimiento de sus pares bolivianos.

En agosto del año pasado, un incendio forestal arrasó con más de 10.000 hectáreas de la Reserva Biológica de la Cordillera de Sama, que alberga dos de las principales fuentes de agua que abastecen a la población de la ciudad de Tarija.

En ese momento, el Gobierno de la provincia de Salta envió un helicóptero que fue de gran utilidad para ayudar a sofocar el incendio.

Por su parte el vicegobernador salteño expresó que “estamos muy agradecidos por este reconocimiento al pueblo de Salta, que con alegría miró la acción que el Gobierno llevó a cabo para colaborar con Tarija que estaba en emergencia”.

Paños fríos

Desde el ejecutivo boliviano temen una ola de xenofobia contra los ciudadanos de ese país que llegan a la Argentina. Según el presidente del Senado de Bolivia, José Alberto Gonzáles, en declaraciones a medios internacionales dijo:

“El temor de los bolivianos es que se desate una ola de persecución por portación de rostro, que se persiga a gente que viene a trabajar con la excusa de la lucha contra la delincuencia. Se ha exacerbado el tema, ha aparecido una ola de xenofobia pero en el Gobierno argentino nos aseguran que no es esa la intención del decreto. Estamos tratando de rebajar fantasmas, la reunión ha sido positiva”.

Foto: REUTERS

En tanto Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, dejó deslizar la posibilidad de cobrarles a los ciudadanos bolivianos que hagan uso del sistema de salud pública. Ante semejante clima, Miguel Isa se mostró en desacuerdo con la propuesta del gobierno jujeño y remarcó que una decisión de esa envergadura iría en contra de la Constitución que prevé “la atención gratuita y universal”. “Estoy en desacuerdo con que se les quiera cobrar la salud a los extranjeros”, dijo a La Gaceta.

Durante el acto, el gobernador del Departamento Autónomo de Tarija, Adrián Oliva Alcázar anunció su firme decisión de trabajar para garantizar la atención sanitaria pública y gratuita a los ciudadanos argentinos en general y a los salteños en particular en territorio tarijeño.

En ese sentido, manifestó su deseo de que los ciudadanos salteños puedan atenderse en el Hospital Oncológico que está construyendo Tarija, que será el centro especializado más importante de esta toda la región.

De esta manera el gobierno salteño se despega completamente del tenso clima generado por esta especie de acusaciones “pro Trump”, de la que hace referencia desde Bolivia y se ponen paños fríos a una rivalidad que lleva ya demasiado tiempo y que solo ha generado malestar y disgustos absolutamente innecesarios entre ambos países.

La Gaceta
Elpais.com
Foto: Salta.gov.ar