Cinema TV Destacadas

#Oscars / Ana Fernández igual que el personaje de Frances McDormand

La historia de la madre de la joven asesinada en Salta, Cintia Fernández en 2011, tiene muchas similitudes con Mildred Hayes, a quien interpreta McDormand en el estupendo film “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”, nominada para el Oscar en varias categorías, incluyendo a su protagonista

Por Iggy Rey

“Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”, mal traducida para los latinos como “Tres avisos por un crimen”, pasó por Salta sin penas ni gloria ya que el Hoyts General Cinema y ahora Cinemark Paseo Salta (también), cuentan con una pésima estrategia de promoción de las películas que allí se exhiben y nadie se entera de que, verdaderos “tanques” a nivel mundial pasaron por sus salas.

El film del director Martin McDonagh, es una obra de arte inspirada en una historia estremecedora y brutal. La película no para de ganar premios, ya se llevó cuatro Golden Globes, mas una importante distinción en el Bafta (el equivalente británico del Oscar) y por ahora las casas de apuestas la tienen como la principal candidata a llevarse el Oscar Academy Awards.

Como si eso fuera poco su protagonista, Frances McDormand, es la candidata número uno para llevarse su segundo Oscar después de Fargo (1997), por su trabajo. En esta historia el personaje de McDormand tiene tantas similitudes con Ana Fernández que en muchas ocasiones cabe preguntarse si la observaron durante todos estos años de impunidad para darle ese costado de valentía “quijotesca” con la que una madre va contra todo el sistema.

Al igual que Ana, Mildred Hayes, tal el nombre del personaje, está tan enojada con el sheriff del pueblo donde violaron y asesinaron a su hija, que ha decidido contratar tres carteles en las afueras de Ebbing, donde los mismos rezan: “Violada mientras moría. Y todavía no hay arrestos. ¿Cómo puede ser jefe Willoughby?”, le espeta al jefe de la policía local.

Mientras en Salta, Ana Fernández se paró ante jueces, funcionarios judiciales y policías y los enfrentó siempre. No paró nunca de reclamarles celeridad en el caso de su hija asesinada. Al igual que el personaje de la película, Ana fue noticia en la televisión por su ímpetu, su valor y su coraje ante todo el sistema. Logró llamar la atención y que su caso fuera revisado, por lo que ahora va a juicio.

En tanto la historia de Ebbing, Missouri, surgió de una pregunta que se hizo el director hace 20 años, cuando viajaba y de casualidad se encontró con los carteles al costado del camino.

Imagen: Cvm.org.uk

“¿Qué clase de dolor empujaría a que alguien haga eso? Se necesita mucho valor y mucha rabia. Cuando decidí que fue una madre quien puso los anuncios (en la cinta), el personaje de Mildred surgió y la historia se escribió sola. Solo me senté y escuché”, dijo McDonagh a Los Ángeles Times en una entrevista recientemente.

Los dos hechos en la realidad

El 3 de mayo de 2011, Cintia Fernández, de 27 años, fue encontrada sin vida, por su madre Ana, con una bolsa en la cabeza en su departamento de Parque La Vega. Después de tantos años de lucha, Federico Condori, el policía acusado de matar a Cintia irá a juicio oral y público.

Por su parte la verdadera historia que inspiró a McDonagh, en realidad lleva 30 años sin resolverse. Se trata de James Fulton, padre de la víctima, quien es el autor de la idea de los carteles. Kathy Page, de 34 años, fue violada y estrangulada hasta la muerte en 1991 y desde entonces nunca se juzgó al autor del crimen.

Según Fulton el autor del asesinato de su hija es su ex marido Steve Page. Además de estar convencido de que la Policía arruinó su arresto, ya que hicieron todo el procedimiento mal.

Llámese Ana Fernández o James Fulton, el dolor de la pérdida de un hijo o hija es irreparable, aunque haya unos poquitos “buenos” ayudando y un montón de “malos” perjudicando la búsqueda de la verdad, lo único que siempre quedará es la lucha, esa que no da tregua, esa que solo se motiva desde el dolor, esa misma que sienten estos padres que llegaron a donde llegaron porque, tal como ocurre en la película “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”, al parecer la pelea va mas allá de los créditos finales.

Foto: La Nación