Cinema TV Destacadas

#CinemaTV / Stanley Kubrick, el “fotógrafo” de la psicología humana

Acusado de frío, calculador, nihilista, ermitaño y temperamental, dejó una huella en el séptimo arte y exploró en lo profundo del ser humano hasta límites tan peligrosos que su vida estuvo amenazada por quienes consideraron a la “Naranja mecánica” como la influencia de una violencia enraizada en su país. Cinema TV presenta un recorrido a lo largo de toda su impresionante carrera y sus logros artísticos

Cuando un film puede influir de tal forma en una sociedad que los resultados de su significancia son tales que llegan incluso a poner en peligro la integridad de su autor, significa solo una cosa: el trabajo está bien hecho. Es lo que le sucedió después del estreno de “A clockwork orange”, en 1971.

Su primera irrupción en el mundo de la fotografía fue su famosa imagen del día de la muerte de Franklin D. Roosevelt, por cierto un personaje caro a los sentimientos de los norteamericanos. Ya se puede apreciar el ojo de Kubrick, su sed semiológica y su hambrienta curiosidad por la psicología humana.

En esta primera entrega biográfica de Cinema TV, el recorrido arranca en esa imagen para repasar sus primeras obras: “Fear and Desire” (1953) y Killer’s Kiss (1955) ya daban cuenta de su metodica impronta. Su obsesión por la repetición de tomas tras tomas hasta que la perfección absoluta redondee su trabajo, era un preanuncio de lo que vendría, de que sus obras dejarían una huella.

Dos hechos fundamentales

Cuando lo convocaron para “Spartacus” en 1960, como director “en préstamo”, su oportunidad estaría ligada solo a una decisión azarosa, ya que Kirk Douglas era el productor de la película y se había peleado con el director, por lo que lo hizo echar y convocó a un desconocido fotógrafo llamado Stanley Kubrick.

El otro hecho fundamental en su carrera fue la decisión de adaptar la excepcional novela de  Vladimir Nabokov, titulada “Lolita”, a la pantalla, convenciéndolo de ceder los derechos de autor y que fuera él mismo el encargado de escribir el guion.

Todo lo que seguiría después sería un reflejo de estas dos obras maestras del cine. “Su filmografía tiene como columna vertebral la complejidad del hombre, la duplicidad, el contraste entre pensamiento y acción (Ojos bien cerrados), fantasía y realidad (El resplandor), restricción y libre albedrío (La naranja mecánica) y otros binomios”, como bien refiere la columna de Milagros Amondaray, de La Nación.

Cinema TV presenta la primera entrega de la biografía de uno de los directores más importantes de la historia del cine.

Canal 6