Destacadas Notas

#10Policias /  La “victima” no presentaba lesiones

La situación de los policías imputados mejora sustancialmente conforme pasan las audiencias. Los médicos legistas coincidieron en que la existencia de lesiones es prácticamente nula, a excepción de una escoriación que podría tratarse de una “autolesión”, como lo apuntó el testigo Juan José Albornoz

La razón por la cual los detenidos ya no son custodiados con esposas sino con precintos obedece a que pueden autolesionarse con el metal de las mismas esposas. Parece ser éste el caso, ya que Pablo Damián Velázquez, el denunciante y supuesta víctima de este caso, se habría autolesionado.

Según la declaración del médico legista, el cual va en consonancia con lo dicho por la doctora Elizabeth Díaz Cardozo, Velázquez no presentaba lesiones ni en su cuerpo, ni en su boca, ni en su rostro, a excepción de la escoriación en su frente, la cual, sugiere éste testigo que fue autoinfligida por el mismo Velázquez.

Además de dar por sentado en su testimonio, que el día 10-06-2013, el señor Velázquez estaba “lucido y de buen estado de ánimo”. Tampoco presentaba lesiones cervicales y en cuanto a las supuestas lesiones en el interior de su boca, tampoco pudieron ser detectadas.

Por su parte el defensor Nicolás Ceferino Vedia, abogado de los policías, buscó estratégicamente todos los puntos flacos de las declaraciones de Velázquez, la cual hace agua en varias situaciones. Una de ellas fue la falta de lesiones en la boca, puntualmente la victima hace alusión a que le introdujeron un arma corta y que le habían causado heridas, cosa que no se puedo comprobar.

Otra de las lesiones que se descartaron fue la del supuesto culatazo en la cabeza. El defensor Vedia interrogó al médico legista acerca de las características de si es posible que un golpe de esta naturaleza puede causar equimosis o hematoma, a lo que el profesional de la salud dijo que tendría que tener una herida contusa, por golpe perpendicular.

Lo que quedó claro en lo que va del debate es que no hubo golpes de culata con una escopeta, como tampoco golpes en la boca ni en regiones del cuerpo como la abdominal o la hepática, por cierto lugares en los que los detenidos que denuncian este tipo de ataques señalan como las más comunes.

“Victima” con antecedentes

Con todo esto la situación de los policías ha mejorado en consecuencia. Mientras la situación de la supuesta víctima podría complicarse con las horas, ya que tenía antecedentes de violencia domestica.

El oficial Luis Moreira pidió declarar espontáneamente en nombre de todos los policías imputados. En esa declaración hizo referencia a otra situación similar, en la que Velázquez se había encerrado con la inconfesa determinación de prenderse fuego y explotar con la ayuda de una garrafa. En aquel momento tenía un bebe en brazos. A lo que temían que repitiera su proceder el día que se lo llevaron detenido. Por ello es que lo redujeron rápidamente y le quitaron al niño de los brazos, pero que jamás se cometió abuso contra su persona.

Por su parte Moreira dijo que los oficiales que se lo llevaron detenido fueron solo tres: Duran, Gutiérrez y Suarez. Esto dista mucho de que un número mayor de efectivos policiales hayan participado de una supuesta refriega contra la humanidad de Pablo Damián Velázquez.