Destacadas Notas

“Me gustaría que me de fundamentos”

Se lo planteó Nahir Galarza a la jueza Angélica Pivas, quien determinó que llegará presa al juicio oral acusada de haber asesinado a balazos a su novio Fernando Pastorizzo

GUALEGUAY. Una vez un sabio hombre dijo a la salida de un juzgado: “Cuando estás frente al juez es como si estarías frente a Dios, porque va a decidir lo que va a pasar con tu vida”. Indudablemente los tiempos cambiaron tanto que una adolescente de 19 años acusada de un crimen violentísimo y con todas –pero todas– en contra es capaz de hacerle planteos a la jueza, es decir a la máxima autoridad de uno de los poderes que completan el marco republicano, dentro de un estado de derecho.

La jueza Angélica Pivas, quien preside la audiencia en el Tribunal de Jueces y Apelaciones de Gualeguay, le negó por cuarta vez el pedido de prisión domiciliaria a la joven Nahir Galarza. “¿En qué puedo entorpecer la investigación? Desde el primer día di todas las claves de mi celular”, le espetó la adolescente a la magistrada.

Según consigna TN, el abogado de la acusada, Víctor Rebossio, había pedido que el plazo que le queda para cumplir su preventiva se efectivice en su casa. Para fundamentar el pedido puso como ejemplo al hijastro de Sebastián Wagner, Gabriel Otero, quien fue absuelto en el juicio por el femicidio de Micaela García, cometido el año pasado en Gualeguay.

Como si de su propia abogada defensora se tratare, Nahir se dirigió al a jueza y le hizo el siguiente planteo: “Hubo mucho movimiento en las redes sociales donde se han aportado elementos a los que solo pudo tener acceso la imputada a través de sus claves. Incluso, tuvieron publicidad mediática antes de incorporarse como material de investigación”.

TN.com.ar