Destacadas VS

El día que le dijeron “villerito europeizado” a Carlos Tevez

Sucedió durante un viaje del “Apache” a Formosa en 2015, cuando el futbolista volvió horrorizado con la pobreza que había visto en la provincia gobernada inexplicablemente por Gildo Insfrán desde 1995. Lo crucificaron por atreverse a visibilizar la pobreza. Anibal Fernadez aseguraba que había “menos pobres que en Alemania”

Corrían tiempos kirchneristas, era agosto de 2015 y un fiscal acababa de recibir un balazo en la cabeza después de denunciar al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner –y a ella– por encubrir a los imputados de origen iraní en la causa AMIA.

No era fácil hablar mal de esa banda que se disfrazó de políticos progresistas y aunque se vivía en estado de derecho, el que se atreviera u osara criticarlos era severamente reprendido.

Resulta que Carlos Tevez había aterrizado en Formosa para visitar a los niños en un hospital y llevarles regalos cuando se topó con la triste realidad. “La pobreza que hay en Formosa es muy grande”, le dijo a Alejandro Fantino en una entrevista y la desmedida réplica no se hizo esperar.

El edecán de Gildo Insfrán se llama Jorge Manuel Santander, este sujeto era asesor en la Jefatura de Gabinete de Ministros de Formosa y fue quien le salió al cruce a Carlitos.

“LAVATE LA BOCA PARA HABLAR DE NOSOTROS HDP”, “Villerito europeizado”, o “podrido de mierda”, escribió el vehemente kirchnerista, fiel al autoritarismo con que se manejaron durante los pesados 12 años del populismo más recalcitrante que se recuerden en la Argentina.

Los epítetos no se limitaron solo a basurear al ídolo de Boca Juniors, fue más allá: “Formosa pueblo generoso; pueblo que demuestra su amor y a veces calladamente recibe los golpes que devuelven los amados sin razón ni porqués valederos”.

“Villerito europeizado”

“Lo recibieron en el Aeropuerto con flores y besos, banderas y multitudes, pasión y calidez y él; villerito europeizado, le devolvió ese afecto a nuestro pueblo rebajándonos a mierda (…) ¿Cuánto te pago Macri podrido de mierda?”, fue otro lapidario párrafo.

¿Cuán grave puede haber sido la ofensa de Tevez en contra de estos fascistas autoritarios disfrazados –hábilmente– de “progresistas”, como para hacerlo merecedor de semejantes desplantes y agresiones verbales?

La respuesta es simple y se vislumbra ahora. El país que dejó Cristina sumó un 29 % de pobres, actualmente en la era Macri se incrementó en un lamentable 35 %. Números alarmantes para un país riquísimo en recursos naturales pero que lamentablemente no ha aprendido que las peores recetas para hundir un país en la ignominia son: la inflación, el populismo, la corrupción, la falta de educación, la destrucción de la cultura, la desinversión y sobre todo la negación sistemática de la pobreza, todos pecados que los gobiernos peronistas cometieron contra el pueblo argentino y que parece, jamás rendirán cuentas de ello.

Hasta llegaron a afirmar que había menos pobres que en Alemania y el día que un ídolo nacional se atrevió a señalarles la pobreza lo crucificaron.