Destacadas Notas

#NahirGalarza / La confesión

La declaración testimonial se hizo ante Lisandro Beheran, fiscal General de la Coordinación de Gualeguaychú y no deja la menor duda de la autoría del crimen de Fernando Pastorizzo a manos de Nahir Galarza, quien se encuentra detenida. Todo lo sucedido afuera de sede judicial queda en los anales del anecdotario popular, ya que todo lo que suceda en lo que queda de la instrucción y el juicio solo tiene valor en lo escrito en esa declaración

GUALEGUAYCHÚ.  14-01-2018. Desde que se conoció la noticia del homicidio de Fernando Pastorizzo se han llevado adelante las maniobras más insólitas y atípicas alrededor del hecho para tratar de salvar a Nahir Galarza de una condena a perpetua, haciendo del contexto un verdadero circo que va en consonancia con los tiempos psicopáticos que se viven.

Los insólitos argumentos de la defensa de la chica haciendo de toda clase de planteos falaces; la aparición del manager de famosos; la reapertura de la cuenta de Instagram de la acusada como si se tratara de la chica del verano; la perversa tesitura de poner a la víctima en el lugar de un violento abusón que golpeaba a Nahir Galarza, aprovechando y mal utilizando al “Ni una menos” como si de un eslogan marquetinero se tratare.

Por su parte la madre de la acusada ensalzando la belleza física de su hija, como si tal nimiedad la salvara de una cadena perpetua por la atrocidad que cometió, cuando le dijo a LA NACION, “Mi hija es hermosa, educada y buena persona”.

Al final será todo parte del decorado ya que el diario EL DIA –de Gualeguaychú– acaba de publicar la testimonial de la trágica madrugada en que Nahir Galarza disparó a quemarropa dos veces contra su novio. El primer disparo por la espalda, a traición. El segundo en el pecho, para rematarlo. Al mejor estilo Nikita, se dio vuelta y se fue caminando como si nada hubiera ocurrido, pasando a las 5:26 de la madrugada por frente a una cámara de vigilancia.

Ante la ley

Es interrogada por su nombre, apellido y demás condiciones personales, respondió llamarse: Nahir Mariana Galarza, de nacionalidad argentina, de 19 años de edad, de estado civil soltera, de profesión estudiante, con instrucción completa, que sabe leer y escribir, domiciliada en calle ********* Nº 26 de esta ciudad, teléfono 15*********** DNI Nº 41****** expedido por Oficina Enroladora de Gualeguaychú.

Siendo la imputada que se le realiza la siguiente:

“… que se le imputa a la compareciente que el día 29 de diciembre del año 2017, en un horario indeterminado pero antes de las 5:18 hs., al encontrarse circulando en el ciclomotor marca Brava color gris Dominio ***** el cual era conducida por el Sr. Pastorizzo Fernando Gabriel, siendo su acompañante en la parte trasera Nahir Galarza, es cuando al llegar a la calle General Paz alrededor del numeral 515 de esta ciudad, la encartada, procede a extraer de entre sus prendas un arma de fuego tipo calibre 9 mm y dispararle sobre la humanidad de su pareja con quien ha mantenido una relación de 4 años no conviviente, más concretamente desde la espalda, generando con este accionar que la victima caiga al piso y en esta posición de frente la encartada le efectúe un segundo disparo contra él mismo, denotando con dicho accionar claras intenciones de menoscabar la vida de Pastorizzo, porque dichas balas, conforme informe autópsico  preliminar tuvieron orificio de entrada y salida produciendo una lesión bronco-pulmonar derecha, produciendo el deceso momentos después de los disparos mortales.

Se le hace saber, en cumplimiento de la norma del art. 381 del CPP, que en el hecho antes descrito se le atribuye haber participado en carácter de autora –art. 45 del CPN–, como asi también que el hecho atribuido resulta constitutivo de la figura de HOMICIDIO DOBLEMENTE AGRAVADO POR HABER SIDO COMETIDO MEDIANTE LA UTILIZACION DE UN ARMA DE FUEGO Y CONTRA UNA PAREJA CON LA CUAL HA MANTENIDO UNA RELACION NO CONVIVENCIAL, tipificado en el art. 80 INC. 1, 41 bis y 45 del Código Penal.

La comparecencia

Que me enteré del fallecimiento de Fernando porque me llamó la mama de él, Silvia Mantegazza, que lo había encontrado fallecido me dijo. Que yo lo conocía a Fernando yo estuve con él desde hace 4 años, teníamos una relación sentimental, ahora estábamos, nos peleábamos todo el tiempo, pero nos veíamos algunos días, hasta en la actualidad. Lo vi hoy y lo vi el domingo o sea ayer a las 22:30 hasta la madrugada, no sé hasta qué hora, era de noche, estuve con él. El último lugar en el que estuve con él fue en su casa, él andaba en moto, no se cual es, es la de siempre. Cuando él se fue de casa era de madrugada pero era de noche aun. Estuvimos bien toda la noche pero nos peleamos y él se fue.

Posterior a eso, describe una pelea y la partida de él en su motocicleta, la cual había dejado debajo de su casa, donde hay un negocio.

“El ya se volvía para la casa de él. Porque nosotros estábamos distanciados y no hablaba nada con él  desde el domingo, no hablábamos de nada, no me decía nada, no sé si tenía que hacer algo  cuando se fue de mi casa. Yo se que lo encontraron por la Del Valle. Pero por el lugar donde lo encontraron jamás agarraba. El agarraba la calle Del Valle. Pero por el lugar que lo encontraron jamás agarraba. Yo tenía una musculosa gris y un short que tengo puesto ahora que es de jean clarito. Desde la casa de él a mi casa me volví con una campera de color gris. Cuando volvimos en moto de su casa me puse la campera de color bordó. Por la zona de la rotonda de Artigas yo no anduve caminando esa noche, anoche a la madrugada digamos. El ha tenido problemas mínimos pero nunca nada grave, no era de andarse peleando”.

“En este acto muestra cómo se arma un arma de fuego y explica que se saca primero el seguro y luego se agarra arriba, se tira para atrás y se suelta y con esto está lista el arma”.

“Al hecho lo cometí yo sola. Cuando salimos de la casa, la que le disparó fui yo. Lo hice con el arma de mi papá, que estaba arriba de la heladera, donde la pone siempre”

“Los dos disparos los hice con esa arma. Di una vuelta a la manzana y volví caminando a mi casa. Dejé el arma en su lugar sin que mi padre se diera cuenta y me fui a acostar”.

“Estuvimos un par de años juntos, pero nos peleamos, nos dejábamos unos días, y así, cada uno hacía lo suyo y habíamos quedado que no nos íbamos a ver y hablar más”

“El arma con la que lo mataron era de policía y yo sé que Fernando tenía un compañero de la escuela que tenía el papá o un tío, o un pariente, que era policía”

“Yo sé que lo encontraron por la (calle) Del Valle derecho, y conmigo nunca agarró por ese camino por donde lo encontraron”

“Tenía una musculosa gris y el short que tengo puesto ahora que es de jeans clarito. Y desde la casa de él a mi casa me volví con una campera de color bordó”.

Eldiaonline.com