Destacadas Notas

#CrimenDelCambista / Perturbadores detalles del asesinato de Felipe Torres

El móvil fue el robo de 1.200.000 pesos. La víctima recibió 13 puñaladas y 6 golpes contundentes en la cabeza. Permanece detenido y ya tiene requerimiento para el juicio Sergio Sebastián Lombardero Salas, acusado de cometer el hecho

La mañana del 5 de enero en calle España al 600, Felipe Torres iniciaba su rutinaria jornada en la city salteña, no sabía que ese día recibiría una muerte violentísima a manos de alguien que le robaría aprovechándose de su confianza.

Las cámaras de seguridad ubicadas en la puerta del edificio de Rentas de la provincia, frente a la entrada del edificio que da a la oficina de Torres, captaron a Sergio Sebastián Lombardero Salas, quien saludó amablemente al cambista y ambos ingresaron al inmueble.

Al salir Lombardero viste ropa diferente a la que tenía al ingresar. Unos minutos después aparecería el cuerpo sin vida del infortunado cambista, quien había recibido 13 puñaladas y 6 golpes contundentes en la cabeza, lo que le produjo la muerte casi inmediatamente. Detalles brindados por el querellante de la familia Torres, el doctor Héctor Solaligue.

Investigación como en el primer mundo

El fiscal Ramiro Ramos Ossorio y su equipo de colaboradores llevaron una investigación de características excepcionales, ya que en dos semanas el acusado del crimen ya estaba a disposición de la jueza de Garantías de Octava Nominación en Feria, Claudia Puertas, quien ordenó la prisión preventiva, por considerar que podría existir peligro procesal si se lo liberase, ya sea por la posibilidad de fuga o bien de intentar intimidar a los testigos.

Por cierto, MUY CRITICO llevaba a cabo una investigación paralela cuando el entorno de Lomardero intimidó con mensajes vía redes sociales a este medio. Por lo que el Ministerio Publico fue notificado acerca de los violentos epítetos e intimidantes mensajes llegados a esta redacción, aun antes de haber sido arrestado Lombardero.

“Le pegué en la cabeza dos veces con mi mano derecha”

Después de haber sido arrestado, en su declaración literalmente Lombardero dijo: “cerré la puerta fuerte y me dijo eh chango, vení no te vayas así yo ya te voy a llamar, y agarré lo que encontré en la mesa, creo que un cenicero, le pegué en la cabeza dos veces con mi mano derecha, no sé de dónde salió un cuchillo que es para abrir sobres, estaba sedado y vi que estaba manchada mi camisa, por lo que seguramente le clavé el cuchillo”.

Por su parte el Ministerio Publico indicó que en el requerimiento, el fiscal expresa que queda claro que el móvil del crimen habría sido el de sustraer dinero en efectivo, sorprendiendo a la víctima y provocándole un ataque mortal para posterior a ello, efectuar el desapoderamiento de sus objetos personales, darse a la fuga y luego, en días posteriores al hecho, disponer de los bienes. Señala además la alevosía y el ensañamiento empleados, ya que actuó a traición, sin riesgo y sobre seguro, ejecutando su plan criminal de forma premeditada.

Fiscalespenalesalta.gob.ar
La Gaceta