Destacadas Retro

#ElGráfico / Otra víctima de la era digital

El Gráfico anunció su cierre decretando el final de un verdadero icono del deporte argentino. La empresa Torneos emitió un comunicado donde da cuenta de la delicada situación económica que atraviesan, debido al “contexto global de decreciente consumo de medios impresos”

Los cambios son traumáticos y dolorosos en muchas ocasiones porque decretan finales de ciclo, los cuales sustentaron a familias y generaciones. Cuando una empresa toma forma y estilo es cuando aparece la empatía y se crean vínculos. Es el caso de un emblema como El Gráfico.

Fundada en 1919 como una revista dedicada al interés general, luego viró hacia el deporte y se convirtió en una marca registrada. Por sus tapas y sus páginas pasaron las personalidades más importantes del universo del deporte.

El Grafico estaba en todas partes. Si había una pelea de título del mundo en el Madison, allí estaban sus enviados especiales. En los campeonatos mundiales estuvieron presentes prácticamente en todos. En cada evento en que un argentino fuera protagonista allí estaba El Grafico.

Una escuela de periodismo

No solo se trataba de “la noticia”, El Grafico fue la escuela de periodismo más importante de la Argentina, por donde pasaron las mejores plumas; mientras que del otro lado los lectores también hicieron escuela al leer crónicas redactadas de forma casi artesanal.

Potestad por excelencia de la Generación X, esta maravilla encuadernada en fino papel plastificado era el entretenimiento de miles de argentinos y argentinas que devoraban cada página, cada ocurrencia y cada vivencia en el escenario que fuere.

El futbol tenía un papel preponderante en sus páginas. Imposible olvidar los resúmenes, calificaciones e incidentes de cada partido y de cada jugador. El Grafico calificaba uno por uno el rendimiento de los jugadores. A saber, Diego Maradona en su debut contra Talleres de Córdoba recibió una calificación de 7 puntos. Jorge Burrucahaga en la final de la copa del mundo de 1986 recibiría un 10 diez, ya que Diego había sido anulado por la marca germana, pero en un descuido dejó a “Burru” solo con el arquero, decretando el gol de la victoria.

Un verdadero símbolo de época

Las particularidades de esta revista eran únicas, ya que todos los protocolos de un producto comunicacional se cumplían. En aquella época no existía Youtube, para ello la revista contaba con ilustraciones. Un caso emblemático fue la final de la última copa Libertadores que ganó Independiente contra Gremio de Porto Alegre, en 1984.

Por motivos que nunca se dieron a conocer la primera final no se transmitió para la Argentina, por lo que el país entero la escuchó por radio, por lo que el gol de Burruchaga –cuando no– después de recibir un pase milimétrico de Bochini, desbordó y la mandó al fondo de la red. Ese gol jamás se vio en televisión pero el dibujante de la revista lo imaginó y lo volcó en el papel con flechas indicativas, al mejor estilo comic book, una maravilla.

No eran solo noticias, El Grafico era un testigo de época. Se elegían personajes del deporte mundial y una prolija y apasionante crónica desgranaba todo su derrotero. Hubo un numero que retrató el terrible accidente de Niki Lauda con tal perfección, que muchos años después la película Rush (2013) de Ron Howard daba cuenta de lo que había publicado la revista argentina por aquellos tiempos. El film de la rivalidad entre Lauda y Hunt parecía un guion adaptado de ese artículo. Esos niveles logran las plumas muy finas y El Grafico las tenía a todas.

Leer esa revista era un llenarse de una síntesis semanal tan completa que hacían del deporte casi una religión. Todo era tan perfecto en su consecución, en la cual hubo un axioma fantástico en “El libro de Maradona”.

Al introducirse en la primera página un titulo rezaba “Nuestras tapas van marcando su vida” y efectivamente así era. Todas las tapas de Maradona en miniatura, era como mirar las viñetas de una gran historia. La historia del mejor jugador de todos los tiempos. La pagina final de ese libro era antológica, una foto de Diego muy niño, casi apenas pudiendo caminar, en blanco y negro, con un titulo incandescentemente reflexivo que rezaba: “Y pensar que esta historia comenzó así”.

El comunicado

“Torneos lamenta informar que ha decidido discontinuar la versión impresa de la revista El Gráfico.Esta triste decisión se tomó en un contexto global de decreciente consumo de medios impresos que ha afectado a nuestra revista. Adicionalmente, en los últimos años la empresa ha llevado adelante diversas estrategias de producto y comerciales para intentar revertir la situación económica deficitaria de la revista. La empresa está analizando otras alternativas para que El Gráfico pueda seguir generando contenidos e información fuera de su formato tradicional. Más allá de la interrupción de la impresión de la revista, el archivo de El Gráfico que incluye fotos y ediciones anteriores, continuará disponible para ser consultado.”