Destacadas Personajes

Miguel Isa se calzó el traje de gobernador

El vicegobernador a cargo de la Gobernación relevó obras en Ruta 26. A cargo del ejecutivo provincial temporalmente supervisó los trabajos que se están realizando. El nivel de siniestralidad en las rutas y arterias principales de Salta registra un nivel alarmante

El 2017 cerró con 202 víctimas fatales en accidentes de tránsito, las estadísticas indican que todavía falta mucho por hacer, más controles viales en las distintas rutas de la provincia y sobre todo más campañas de concientización. A horas de comenzado el nuevo año se informó que un joven de 19 años sufría muerte cerebral, luego de haber protagonizado un accidente en la ruta 51 el viernes pasado.

Es inadmisible que Salta tenga estos niveles de siniestralidad, lo cual es alarmante si se tiene en cuenta que la provincia es tristemente célebre a nivel nacional por muertes en rutas. Son dos las razones por las cuales se producen estas muertes totalmente evitables: la primera se debe a la impericia de los conductores; la segunda se debe al estado de las rutas.

Ante esto el vicegobernador a cargo de la Gobernación relevó obras en Ruta 26. La misma tendrá una inversión de 150 millones de pesos. Esta obra vial es considerada de vital importancia ya que es uno de los accesos más transitados de la capital salteña, con una circulación promedio de 21 mil vehículos por día. El nivel siniestralidad es alarmante.

Bajo la coordinación de la Dirección de Vialidad de Salta, los trabajos se extenderán desde el empalme con la avenida Monseñor Tavella hasta el acceso al barrio Solidaridad, con una longitud de 2,52 kilómetros.

Según consigna el sitio Salta.gov.ar, esta autopista representa un antes y después para la zona sudeste de la ciudad, beneficiando a los barrios: Círculo 1, Círculo 2, Círculo 3, Apolinario Saravia, Welindo Toledo, Villa Lavalle, Finca Independencia, La Paz, Solidaridad y Sanidad, que cuentan con una población superior a 100.000 habitantes.

La obra “Proyecto y Ejecución de duplicación de calzadas” de la ruta provincial 26, contempla entre otros trabajos: duplicación de calzadas separadas por una defensa de hormigón; ciclovía y vereda en ambos lados; dársenas paradores de transporte urbano; desagües laterales subterráneos o entubados; ocho nudos semaforizados; señalización horizontal y vertical e iluminación.

La obra se financiará a través de un crédito gestionado por el Gobierno de la Provincia ante el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional y representará una inversión de más de $150 millones.