Destacadas Notas

#GatilloFacil / Maldita policía

La vieja costumbre del mal manejo de armas de fuego por parte de la Fuerza policial local derivó en la muerte de un joven. Para el fiscal Rodrigo Miralpeix ambos son responsables. Familiares y amigos se manifestaron pidiendo justicia por Nahuel

“Aparecieron de la nada y nos dijeron que nos iban a cagar a tiros”, fue el relato de uno de los jóvenes que fuera testigo del accionar de estos dos energúmenos, quienes ya están a disposición de la Justicia y se encuentran alojados en la alcaldía, en zona norte de la ciudad.

Según informa Prensa del Poder Judicial, la jueza de Garantías 1 en turno durante la feria judicial, Ada Zunino, ordenó la detención de los dos policías por el hecho ocurrido en barrio Solidaridad, a raíz del cual se produjo el deceso Nahuel Salvatierra.

Se trata del sargento Emilio Gastón Aguilera Alanis y el cabo Juan Carlos Cardozo, con revista en el Sector 8, permanecen actualmente alojados en la Alcaidía General de la Provincia e incomunicados por el término de 24 horas, acusados provisoriamente del delito de homicidio agravado por el uso de arma y por haber sido cometido por personal de la fuerza de seguridad.

No se sabe a ciencia cierta que hacían por el lugar, ya que los dos imputados circulaban por el barrio de la zona sudeste en una sola moto negra no oficial, de 110 cc. Aunque no estaban en servicio, ambos sí tenían el uniforme de la Policía de Salta y usaron el arma 9 mm para asesinar por la espalda a Nahuel, ya que el disparo ingresó por la región occipital.

Por su parte la jueza ordenó la extracción compulsiva de una muestra de sangre para realizar los exámenes toxicológicos de rigor, ante la negativa de los acusados a cooperar con ese trámite.

El destino de Aguilera Alanis y Cardozo ahora se dirime en el Juzgado interviniente para la audiencia de control de legalidad que exige la Ley, luego de lo cual serán trasladados a la fiscalía interviniente, donde se les leerá la imputación que pesa en su contra, y tendrán oportunidad de declarar o abstenerse de hacerlo.

El término “maldita policía” remite a las épocas de Pedro Klodczyk de la violenta Policía bonaerense de los años 90, pero al parecer sigue teniendo reminiscencias en cada rincón de nuestro bendito país, que al parecer, jamás dejará las miserable y violentas prácticas de la dictadura.

Prensa del Poder Judicial
Cuarto Poder
Laizquierdadiario.com