Destacadas Notas

La Justicia no hizo lugar al desalojo del anciano con Parkinson y Alzheimer

Don Tomas Calisaya y su hija recibieron una inhumana orden de desalojo de la vivienda en la que habitan hace 50 años. Ante esto el abogado Roberto Elio Gareca presentó un recurso de amparo justo antes de las fiestas de fin de año para evitar que quedaran en situación de calle. Según el abogado de Don Tomas, pasada la feria accionará penalmente contra quienes prestaron falsos testimonios para desalojar al anciano y a su hija

El drama del deterioro humano parece no llegar a los oídos de quienes deben administrar e impartir justicia en Salta. Tal el caso de Don Tomas Calisaya y su hija, quienes habitan un inmueble hace 50 años en calle San Juan al 2400. El hombre padece mal de Parkinson y Alzheimer, por lo que ni si quiera entiende porque lo dejarían en la calle. Para peor de males el drama se vivió en medio del contexto de las fiestas de fin de año, las cuales son tan sensibles en lo emocional y familiar.

A horas de la Noche buena un insensible oficial de justicia se presentó intempestivamente en la vivienda en cuestión para hacer cumplir la orden de inmediato desalojo, tanto de personas como de bienes, esto en el marco de la ejecución de una sentencia emitida a través de un proceso que el abogado Gareca considera “inválido y sin eficacia jurídica por vicios esenciales y falsedades”.

LEER TAMBIEN DESALOJO INHUMANO

A ello se debe agregarle que la posesión veinteñal es un recurso legal por el cual se puede adquirir un inmueble en el que se habitó durante muchos años sin que haya ningún reclamo del titular registrado.

Por su parte el abogado de la parte contraria, es decir quien pretende desalojar a don Tomas, exigió –a la jueza que ordenó el desalojo– que habilitara la feria judicial de enero 2018, periodo en el que solo se atiende casos urgentes. La jueza no hizo lugar al pedido y el señor Tomás Calisaya junto a su hija podrán quedarse en la propiedad, por lo menos hasta febrero.

Del fuero Civil al Penal

Según consiga El Tribuno, cuando la familia Calisaya inicia los trámites de posesión veinteañal se produce una serie de vicios en el caso. Obtienen un fallo en contra y no presentan un pedido de anulación, lo que deja la sentencia firme. En esa situación llega el caso al estudio del ex juez Elio Gareca.

Ante este escenario de vicios procesales la acción cae en nulidad absoluta, por lo que ahora el caso tendrá carácter Penal, por los falsos testimonios aparecidos entre gallos y medianoche. Esto en términos más llanos no significa otra cosa que el pedido por parte del abogado de Don Tomas, de acciones penales por declaraciones mendaces.

Foto: Pablo Yapura – El Tribuno