El juez de Menores 3, Hugo Fernández Esteban, declaró responsable a Adrián Osvaldo Guantai (20) del delito de homicidio simple en perjuicio de Federico Andrés Guanuco. La causa se habilitó a la feria judicial de enero de 2018 y se remitió al Juzgado de Menores 1, en feria

Adrián Guantai tenía 17 años cuando le propinó una violentísima muerte a Federico Andrés Guaunco, quien solo tenía 24 años.

Solo cabe preguntarse que puede haber hecho un ser humano para terminar siendo ultimado a golpes de piedras y bloques de cemento en el rostro, a la salida de un boliche, en la calle Juventud, entre avenida Palacios y Alejandro Gallardo. Por cierto el boliche de donde salió este psicópata con la clara intención de asesinar a su víctima es el boliche Stadium, donde la afluencia de menores parece ser costumbre largamente arraigada.

Según consigna El Tribuno, la autopsia efectuada por el forense Daniel Chirife estableció que la muerte se produjo por trauma cráneo facial grave.

La sentencia

La Justicia condenó al imputado a la pena de quince años de prisión efectiva por resultar autor penal y materialmente responsable del delito de homicidio simple.

El magistrado ordenó que Guantai continúe alojado en la Unidad Carcelaria 1 y recomendó al Servicio Penitenciario que se le brinde tratamiento psicológico.

De esta manera se cierra el debate oral y publico sobre el filo de la feria judicial de uno de los crímenes más violentos de los últimos años. La espantosa muerte de Federico Andrés Guaunco deja a una familia destrozada y a una sociedad que deberá debatir acerca del urticante tema de la baja de imputabilidad en menores.