Destacadas Editorial

El violento Mauro Cabral es responsable de tentativa de homicidio simple

Finalmente la Justicia falló en contra del responsable del cobarde y artero ataque perpetrado contra la humanidad de José María García. En cuanto al otro inadaptado social, de nombre Otto Bornes, resultó autor material y penalmente responsable del delito de agresión con arma impropia. Lamentablemente no pagarán por lo que hicieron en prisión, pero ya son individuos marcados por un prontuario lapidario, el cual aparecerá en toda solicitud de trabajo que presenten. Muy poco por lo que hicieron estos miserables

El daño es irreparable, irreversible, imperdonable. José María García está postrado de por vida por culpa de Mauro Cabral y Otto Bornes, dos parias con los cuales la sociedad salteña debe convivir. Pero al menos son sujetos marcados, violentos y psicópatas que no tuvieron reparo en destrozar la vida y la medula espinal de su víctima.

Los jueces de la Sala V del Tribunal de Juicio declararon penalmente responsable a Mauro Hernando Cabral, por encontrarlo culpable del delito de homicidio simple en grado de tentativa en perjuicio de José María García.

Según consigna Prensa del Poder Judicial de Salta, deben remitirse copias de las actuaciones al Juzgado de Menores, según lo exige la Ley, ya que Cabral era menor al momento del hecho. Mientras tanto, deberá dar cumplimiento a las siguientes medidas cautelares: fijar domicilio y concurrir al Tribunal para mantenerlo actualizado; prohibición de ausentarse de la Provincia sin autorización.

Trabajos comunitarios por una barbarie

Por su parte, Otto Bornes, fue condenado a la pena de cuatro meses de prisión de ejecución condicional, por ser autor material y penalmente responsable del delito de agresión con arma impropia.

Bornes deberá dar cumplimiento a las siguientes reglas de conducta por el término de tres años desde que la sentencia quede firme: fijar domicilio; concurrir cada cuatro meses al Tribunal; realizar tareas comunitarias a favor de Cáritas de Santiago del Estero, bajo apercibimiento de revocar la condicionalidad de la pena impuesta.

Cautelarmente, Bornes deberá dar cumplimiento a las siguientes medidas hasta que quede firme la sentencia, las siguientes medidas: prohibición de ausentarse del País sin autorización y concurrir al Tribunal cada cuatro meses para ratificar domicilio.

El tribunal estuvo integrado por los jueces Javier Francisco Aranibar (presidente), Norma Vera y Mónica Mukdsi (vocales ad hoc).

Un crimen en vida

El hecho ocurrió el 29 de enero de 2014, alrededor de las 23, cuando estos dos adefesios persiguieron a José María como lobos enfurecidos, presos de sus instintos de psicópatas, ante las miradas de todos los cobardes transeúntes, quienes fieles al folclore salteño del “no te metas”, vieron como Mauro Cabral estrelló un pedazo de concreto en la nuca de José María, quien huía; mientras el otro cobarde de Otto Bornes lo pateaba en el suelo.

José María perdió toda movilidad unos días después y su vida ahora es un infierno. Fue tal la repercusión del caso, que el vicepresidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli viajó a Salta para prestar su generosa colaboración y mostrar su preocupación ante tal salvajada criminal.

Este caso es otro de los tantos en que un energúmeno por ser menor de edad, pero con todas sus facultades para discernir el bien del mal, causa un daño irreparable. Es hora de que las leyes se cambien en uno de los países más permisivos del mundo en cuanto a efectos punitivos.

Foto: La Gaceta