Destacadas Notas

#LiberenAVera / “Es el tormento mayor que presencié en mi vida”

El contexto en el que lo dijo fue en el marco de un informe especial de MUY CRITICO –en proceso– acerca de la existencia del crimen perfecto, pero claro que “con Arancibia nunca se sabe” y sus respuestas suelen producir otras notas. Es este el caso

Actualmente se encuentra abocado a su trabajo como defensor y penalista, razón por la cual se lo suele ver caminando por las proximidades de Ciudad Judicial.

Casi espontáneamente su bagaje técnico derivó, de una simple consulta, a lo que a él le tocó vivir, como uno de los actores privilegiados de la tragedia que vivieron las turistas francesas, Cassandre Bouvier y Houria Moumn, ya que defendió exitosamente a Daniel Octavio Vilte, a mitad de un microclima político enrarecido y de todas las presiones a las que fuera expuesto su cliente durante la etapa de instrucción.

Arancibia logró exitosamente la libertad de su cliente; pero eso no lo deja satisfecho, sabe íntimamente que Santos Clemente Vera es inocente y que su enclaustre es tan injusto como el del mismo Conde de Montecristo.

Cabe recordar que Santos Clemente Vera había sido absuelto por el tribunal que lo juzgó junto a Daniel Vilte y Gustavo Lasi, pero en una insólita y sorpresiva resolución de los jueces Rubén Eduardo Arias y Luciano Martini, donde entendieron que la perpetua no es inconstitucional como lo había considerado el primer fallo, agravaron la pena de Gustavo Lasi y ordenaron la reclusión de Vera, quien fue detenido y llevado al penal de Villa Las Rosas, el 3 de febrero de 2016.

Caiga quien caiga

Ante este escenario procesal en el cual Santos Clemente Vera no podrá gozar de libertad por los próximos 25 años, Marcelo Arancibia se pronunció en una entrevista exclusiva y dijo lo que sigue.

Creo que el tormento mayor que yo he presenciado es el de Vera, el que se está cometiendo con él. Porque ese es el tormento que yo no le deseo a nadie y espero que este renacer del niño Jesús ilumine por lo menos la sensibilidad, la veracidad de –Gustavo– Lasi y que cuente, que diga quienes son. Sea quien sea, caiga quien caiga, porque se va reforzar su espíritu.

No sé como esa persona puede vivir sabiendo que ha tenido tres  años a una persona que yo la defendí, que a usted le consta, que es Daniel Octavio Vilte, y lo tiene hasta el día de hoy, a perpetua a Santos Vera y estoy seguro que ninguno de los dos ha estado en el lugar del hecho, en absoluto.

¿Qué tormento más grande puede una persona, un ser humano recibir? Como diría Atahualpa Yupanqui: rogále a Dios hornerito que  no nos pase lo mismo, porque la relación de tiempo, lugar… las movidas que ha habido, las distintas interpretaciones. Se han hecho todas las cosas; las que tendrían que haberse hecho, no se hicieron.

Yo no voy a decir el que, ni el porqué, pero no debe ser grato, mirarlo yo a los ojos en un servicio penitenciario y saber que yo lo he traído para que pase el resto de su vida por una deficitaria investigación y una correcta administración de justicia a que pase el resto de su vida preso estando inocente… yo no sé, es el tormento más grande que yo estoy habilitado a decirlo es ese.