Destacadas Notas

#CasoLujanPeñalva / “Estamos ante una escena plantada”

Lo dijo el doctor Pedro Garcia Castiella, abogado patrocinante de la familia Peñalva, quien brindó una entrevista exclusiva a MUY CRÍTICO. El foco ahora está puesto en las pericias llegadas desde el estado de La Florida, donde un grupo de expertos en pericias criminalísticas analizaron el caso y “señalaron un montón de aspectos que no fueron señalados en su oportunidad”, según las palabras del abogado. La muerte de Lujan Peñalva ahora podría tener un nuevo capítulo en base a la ultima evidencia obtenida en los EE. UU.

Estamos a punto de solicitar una presentación formal que ya está prácticamente terminada de pedido de re apertura de la causa, ya que actualmente se encuentra en estado de archivo y como es sistema viejo –lo mismo pasa con el sistema nuevo– pero el archivo no genera estado. O sea en cualquier momento si aparece cualquier circunstancia se puede reabrir.

Nosotros lo que estamos pidiendo por una gran cantidad de elementos, la reapertura de la causa, justamente para que se investiguen todos los puntos oscuros que hay; más un contraste técnico y científico con los informes que vinieron desde EE.UU..

MUY CRÍTICO –¿Cuáles son esos elementos?

En EE. UU. se hicieron muchísimas pruebas. Todo un equipo interdisciplinario criminalística, que señalaron un montón de aspectos que no fueron señalados en su oportunidad, acá en las autopsias y en las diligencias criminalísticas, que son al menos como para llamar la atención.

Insuficiencias en la autopsia, insuficiencia en el cuidado de la escena del crimen, lesiones que ellos advierten y señalan que no fueron advertidas en la autopsia oportunamente. Un conjunto importante de elementos como por ejemplo lo de las livideces cadavéricas  no se corresponde con dos personas que hubiesen estado colgadas durante ese tiempo.

Periodos de tiempo que no cierran, datas de muerte que no cierran, y esencialmente yo siempre voy a insistir  sobre una cosa: nunca se permitió en la oportunidad cuando estuvo bajo investigación la causa con los jueces intervinientes, nunca hicieron lugar al pedido de reconstrucción de los hechos y en especial a la mecánica; si es posible que con ese largo de soga se puedan colgar de alguna forma las dos chicas y no hay manera. Ese también va a ser uno de los ejes del pedido de reapertura.

MUY CRÍTICO –De los tres días que estuvieron desaparecidas hasta que aparecieron colgadas  ¿condice con la data de muerte esas 72 horas o esa es una de las cosas que no cierran?

Ese es uno de los aspectos que no cierran por que la data de muerte la determinan de una manera débil, digamos, poco fiable, porque se utiliza un mecanismo de peso del cuerpo y peso de la ropa y no obstante eso, la data de la muerte que fija la autopsia es, creo de 40 horas más o menos, que equivale a que, desde que se hace la autopsia –el martes a la madrugada– hasta el sábado les da que la muerte había ocurrido entre la noche del sábado y la madrugada del domingo. Serían las 40 horas.

Hay una brecha horaria temporal ahí desde la última llamada de ella a la una y cuarto (13:15) que le dice a su papá –Lujan– que se va a comer con él, hasta las nueve de la noche (21:00) hay una franja horaria que creo que ese fue uno de los déficit de la instrucción que no se reconstruyó el recorrido de ellas.

Inclusive hay un par de vecinos que la ven dirigiéndose en sentido contrario hacia el lugar donde son encontradas. O sea, se va dirigiéndose en sentido contrario del colectivo, precisamente, para encontrarse con Gustavo Peñalva –el padre de Lujan– por eso, toda una serie de agujeros que no cierran.

A mí como profesional no me cierra el estado en el que está la causa. Debo decir que no se condice con todos los elementos que hay. Para mi estamos ante una escena plantada.

MUY CRÍTICO –¿Los peritos de La Florida –EE. UU. – encontraron patrones de ADN en la soga? Sí nos podría aclarar un poco eso…

Esa soga es un problema. Porque hay pelos y patrones de ADN, pero ha sido tan manipulada ya la soga, por la misma Policía, por personal… yo no pondría el eje central sobre eso. Sí que era una soga vieja, una soga usada, que tenía su desgaste, era evidente su uso. Fue descartada esa compra de la que se hablaba en un primer momento en el corralón ese del san Carlos.

Además se las compararon, se hizo un análisis comparativo de las que se venden en ese comercio con las que realmente se utilizó; y lo que sí es significativo en cuanto a ADN, es que ellos encuentran perfiles genéticos en uno de los pulóveres, un perfil genético masculino no identificado.

Ellos tienen la tecnología para trabajar. Acá no sé si se podrá por tiempo, es muy difícil la tecnología en la Argentina, está un poco atrasada respecto de lo que ellos tienen allá. Pero ellos allá tienen elementos que, con un determinado perfil te pueden sacar hasta inclusive, como es la persona, los rasgos que tiene, por esta historia del genoma humano.

MUY CRÍTOCO –¿Por qué ellos son tan contundentes –los peritos de EE.UU.– en afirmar que fue un asesinato y no un suicidio?

Por la cantidad de cosas que tienen que no les cierran. Tienen un área patológica, un área criminalística, un área forense de otros ámbitos y en todos encuentran una deficiencia diferente y no les cierra; y uno lo analiza al estudio y tiene su coherencia.

Es cierto que no es válido jurídicamente desde el punto de vista que está hecho en otra jurisdicción, pero cuando hablamos de datos científicos, de datos técnicos o de datos aritméticos, la ciencia es incorruptible. Entonces va a bastar hacer la corroboración de esos elementos con los que hay acá para ver hacia dónde vamos y que grado de falibilidad tiene ese informe, el cual viene de EE. UU. y que es bastante rico en dudas.