Destacadas Editorial

Los dos años de Sáenz

El intendente capitalino cumple 730 días al frente de la municipalidad. Lo primero que se destaca es el bacheo y la extinción de la tracción a sangre, aunque él y su equipo enfaticen en temas como la limpieza, el descacharrado y conceptualice en lo inclusivo. ¿Será la administración en el CCM su plataforma para llegar al Ejecutivo provincial?

“JUNTOS Logramos muchas cosas y cumplimos en poco tiempo con la palabra empeñada, pero también sabemos que quedan cosas por hacer y seguiremos trabajando con esfuerzo, amor y compromiso en beneficio de todos ustedes, para que vivan mejor y que todos y cada uno de los salteños tengan las mismas oportunidades. ¡GRACIAS por la confianza y el cariño de siempre, los quiero mucho!”, indicó.

Inclusión, limpieza, onda verde, aspectos comunitarios y sociales, bacheo en toda la ciudad con barrios incluidos, y sobre todo estética moderna, son los conceptos con los que Gustavo Sáenz ha configurado sus dos años al frente del municipio capitalino.

“Salta es una ciudad más limpia; Salta es una ciudad más verde; Salta es una ciudad más inclusiva; Salta es una ciudad más deportiva; Salta es una ciudad más moderna; Salta es una ciudad más cultural; Salta es una ciudad más preparada; Salta es una ciudad más amigable; Salta es una ciudad más ordenada; Salta es una ciudad mejor”, dijo en su sentido discurso, rodeado de todo su gabinete.

¿Quieres ser gobernador?

A mitad del vendaval de candidaturas testimoniales, políticos que se tiran de dientes a la pileta y toda clase de especulaciones después del resultado de las últimas elecciones, Gustavo Sáenz se muestra seguro de lo hecho hasta aquí, lo cual y evidentemente será su trampolín para su próximo objetivo: el Grand Bourg.

La respuesta al interrogante acerca de quién ocupará el lugar que hoy tiene Juan Manuel Urtubey después de 12 años es un asunto que desvela a varios. Pero ¿cuál es el motivo por el cual la “onda amarilla” también llegó a Salta? ¿Tan malo ha sido el trago para el PJ local? ¿Cómo queda Sáenz en medio de ese mapa geopolítico?

Sin dudas que los desastres dejados por el kirchnerismo a nivel nacional le afectaron malamente a las entrañas del peronismo salteño, el cual jamás había perdido una elección, a excepción de aquella que ganara el capitán de navío Roberto Augusto Ulloa a Roberto Romero, allá lejos y hace tiempo.

Actualmente el contexto es muy diferente. Pasaron por encima del país dos periodos nefastos, como lo son el menemismo y el kirchnerato, los cuales dejaron una pobreza escandalosa a fuerza de populismo, por lo que el pueblo parece haber aprendido la dura lección y confía en que el macrismo será el “cambio”. Aunque los tarifasos y las medidas contra los jubilados sean tan nefastas como el populismo recalcitrante que dejaron los peronistas.

Ante esto Gustavo Sáenz mira el 2019 con optimismo y quiere mostrarle a la ciudadanía que, temas como el bacheo en cada rincón de la ciudad era tan importante como terminar con esa triste imagen de equinos maltratados. Pero la ciudad necesita mucho más que eso en lo social y lo cultural, por cierto ejes que le servirán a Sáenz si pretende manejar el ejecutivo desde 2019.