Destacadas Notas

#JimenaSalas / “El cuento del perro extraviado”

Con una previa de 24 horas se anunció una conferencia de prense desde el auditorio del Ministerio Publico Fiscal, donde además de Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix, se contó con la presencia del abogado de la familia de la víctima, Pedro Arancibia y el señor Nicolás Cajal, marido de Jimena. Se aportaron nuevos elementos como fotografías tomadas desde el teléfono de la victima antes de morir y el testimonio de testigos que dicen haber sido víctimas del mismo ardid

La novedad con la que cuenta el Ministerio Publico es el aporte de una fotografía que salió de la cámara del teléfono celular de Jimena Salas, más el aporte de testigos que dicen haber presenciado el mismo ardid con el que Jimena fue engañada para poder perpetrar la entrada a la casa de los Salas y el posterior homicidio.

Según los fiscales que investigan el caso, Jimena fue engañada con “el cuento del perro extraviado”, esto es, un sujeto o dos, o varios –según Pedro Arancibia ahora la cantidad de gente que participó es un tema menor– utilizaban este método para engatusar a la persona a la que iban a robarle. Le mostraban una pequeño mascota a la víctima, se ganaban su confianza y luego entraban a la casa a desvalijarla. Supuestamente Jimena le tomó la fotografía al presunto asesino, la cual es que exhibe la fiscalía, quien aduce que ese es el material recuperado mediante técnicas que no existen en el país.

“Con este equipo, en los últimos días fue posible la extracción de la información de la memoria interna, de la cual surgieron fotos, en las cuales se puede ver al perro utilizado de excusa para abordar a la víctima y una toma parcial de uno de los supuestos asesinos”, detalló el funcionario judicial.

“La información obtenida nos permite avanzar sobre la hipótesis de que Salas habría sido abordada con intenciones de robo, pero que debido a circunstancias que aún se desconocen, fue brutalmente asesinada”, indicó.

La supuesta mecánica del crimen

Hasta aquí tenemos a uno o dos engatusadores mostrando un “caniche toy” a la víctima, quien le toma fotografías con su celular del animalito en cuestión; para luego entrar al interior de la casa y a los minutos asestarle más de 40 puñaladas; para finalmente marcharse y no robar absolutamente nada más que el teléfono celular en cuestión.

A todo esto unos cuatro días antes del macabro suceso un testigo dice haber sido víctima del mismo ardid, con la diferencia de que él –o ella, se desconoce la identidad del testigo– no terminó muerto en medio de un charco de sangre.

Este testigo, el cual se sumaría a los otros tres que Pedro Arancibia le dijo a MUY CRITICO con los que ahora cuentan en la investigación, se presentaron y declararon que presenciaron ese tipo de engaño y que incluso tomaron también fotografías, las cuales se exhibieron en la conferencia de prensa y en el video que difunde el Ministerio Publico.

“En los casos de los testigos que refirieron haber sido contactados por los sospechosos con este ardid, no fueron víctimas de delitos, por lo que no radicaron denuncias. No obstante, las declaraciones que brindaron en la causa son muy importantes, ya que ayudaron en la confección de los retratos de los presuntos asesinos”, agregaron Paz y Miralpeix.

Esto nos deja con los nuevos testigos frente a los asesinos, pero pudiendo tomarles fotografías de sus rostros, sino del cuello para abajo. “Se trata de un sujeto joven, de entre 25 y 30 años, tez blanca, tonada de la zona, buen trato, amable y bien vestido, delgado y una estatura de un metro setenta centímetros”.

Se infiere que estos identikit fueron confeccionados a partir de un retrato hablado, desde los nuevos testigos hacia el artista que dibuja.

Por su parte los fiscales solicitaron a la prensa toda la colaboración para difundir las imágenes y el nuevo material obrante en la causa.

“Ya sea en la misma zona o en otros lugares aledaños, pues se trata de una modalidad conocida y utilizada por los delincuentes. Por ello, insisto que se debe sostener la difusión de estos datos, ya que ello podría derivar en la obtención de mayores datos que permitan la identificación de los sospechosos”.

De esta manera los investigadores basan toda la hipótesis en el robo que salió mal, y ahora apoyan esta teoría con la aparición de estos nuevos testigos y las imágenes de la mascota utilizada para engañar a la víctima.

Las dudas

Solo cabe preguntarse cómo se llega de un simple robo a un escenario espeluznante similar al crimen de Sharon Tate, con infinidad de puñaladas y una saña jamás vista en lo que a historia judicial y criminal hace a una ciudad como Salta.

Otro interrogante que parece no cerrar dentro de los márgenes de la lógica es el móvil del crimen. Un homicidio de características tan sórdidas, cuesta creer que pueda comenzar con un ardid de un perro y un robo a domicilio que sale mal.

En dialogo con el señor Cajal, acerca de si había notado algo extraño los días anteriores o en el ánimo de Jimena, dijo que absolutamente nada anormal había sucedido en los días previos y que él no notó nada que pudiera llamarle la atención.

Así es que uno de los crímenes mas espeluznaste en la historia de esta ciudad ahora tiene nuevos indicios que  según Cajal y su abogado, son un avance, ya que hasta hace unos meses no tenían absolutamente nada.