Personajes

La comprensión de los medios: Las extensiones del cuerpo humano

Los medios de comunicación atraviesan un momento de estallido por obra y gracia de la tecnología y actor que llegó para cambiarlo todo: Internet. Para poder comprender hacia donde ir es oportuno leer a Marshall McLuhan, uno de los mayores visionarios en las ciencias de la comunicación

En “Comprender los medios de Comunicación. Las extensiones del ser humano” editado en 1964, McLuhan se refiere al mito griego de Narciso, según el cual, Narciso confundió su reflejo en el agua con otra persona “esta extensión suya sensibilizó sus percepciones hasta que se convirtió en el servomecanismo de su propia imagen extendida o repetida”.

Con esta imagen sostendrá que cualquier invento o tecnología es una extensión o auto amputación del cuerpo físico y, como tal extensión, requieren además, nuevas relaciones o equilibrios entre los demás órganos y extensiones del cuerpo y, concluirá afirmando: “En la edad eléctrica llevamos a toda la humanidad como nuestra piel”.

Decía McLuhan en 1964: “Situando nuestros cuerpos físicos en el centro de nuestros sistemas nerviosos ampliados con la ayuda de los medios electrónicos, iniciamos una dinámica por la cual todas las categorías anteriores, que son meras extensiones de nuestro cuerpo, incluidas las ciudades, podrán traducirse en sistemas de información”.

Analizaremos la óptica del autor con la actualidad, ya que se anticipó a la realidad virtual unas tres décadas aproximadamente, antes de que la idea fuera considerada.

El pensamiento de McLuhan respecto a los medios de comunicación se inicia a partir de las siguientes ideas:

  1. Somos lo que vemos
  2. Formamos nuestras herramientas y luego éstas nos forman

Es habitual que pensemos que los medios no son sino fuentes a través de las cuales recibimos información, pero la concepción de McLuhan era que cualquier tecnología (todo medio) es una extensión de nuestro cuerpo, mente o ser. Los medios tecnológicos son entendidos como herramientas que extienden las habilidades humanas, del mismo modo que una bicicleta o un automóvil son una extensión de nuestros pies… la computadora sería una extensión de nuestro sistema nervioso central.

McLuhan dijo: “las tecnologías admiten ser consideradas como prolongaciones de nuestro cuerpo y nuestros sentidos, que los medios de comunicación electrónica admiten ser considerados extensiones de nuestro sistema nervioso central”.

Veamos:

Un sistema informático está formado por tres elementos:

Hardware ~ software ~ humanware, correspondiendo: hardware, la parte dura de la PC (gabinete, monitor, Mouse, etc., todo aquello que se puede tocar); software, la parte blanda de la PC (programas, sistemas operativos) y humanware, el usuario.

Cuando los científicos usan una metáfora están tomando de un modelo una serie de ideas básicas para comprender un conjunto de fenómenos que de otra manera carecerían de sentido. Uno de los objetivos centrales del uso de esta metáfora, tomada por la psicología cognitiva, es resaltar la idea de que la adquisición de conocimientos se realiza siguiendo una serie de procesos básicos, que son similares en la computadora y en el ser humano.

La analogía que se realiza entre la mente y la computadora es funcional, no física.

Ambas, la mente y la computadora codifican, retienen y operan con símbolos y representaciones internas.

La computadora está constituida por un seudo sistema sensorial que recibe información proveniente del medio, una red central para el aprendizaje y almacenamiento, y mecanismos ejecutivos de toma de decisiones, algún dispositivo para enviar la respuesta hasta un sistema motor y un medio para proporcionar la retroalimentación al sistema sensorial, según sean las respuestas motoras resultantes.

En los seres humanos existe un sistema receptor que capta los estímulos ambientales, una red de fibras y nervios que llevan la información hacia un centro de procesamiento central que es el cerebro, neuronas motoras que emiten mensajes desde el cerebro hasta los centros efectores y una retroalimentación de acuerdo con la respuesta producida.

Se puede decir que la computadora se asemeja al humano en que:

* Ambos operan con símbolos o representaciones;

* Ambos tienen procesos análogos de codificación, almacenamiento y organización de los datos.

No se asemejan en el hardware: neuronas versus circuitos integrados.

Actualmente, se está trabajando sobre Neuropsicolingüística cognitiva, materia que justamente se ocupa de comparar a la computadora con el cerebro humano.

Basado en un artículo de Carlos Trilnick
Proyectoidis.org