Destacadas Notas

De los sueños presidenciales al desbarajuste de ministros

El gobernador Juan Manuel Urtubey encabezó la asunción de los nuevos ministros. El nuevo “equipo” está constituido por Yarade en la Jefatura de Gabinete; Estrada en Economía; López Arias como ministro de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia; Bibini en Ambiente, Trabajo y Producción; Lavallén en Cultura, Turismo y Deportes y Edith Cruz en el Ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social.

SALTA. 22-11. Los ecos de la derrota que sufriera a manos del “Saencismo” siguen retumbando en la cabeza del gobernador de Salta, quien jamás había perdido una contienda electoral en sus largos 12 años al frente del Ejecutivo provincial.

Desde hace semanas que Juan Manuel Urtubey sigue moviendo las fichas de su gabinete como si de un tablero de damas –y no de ajedrez– se tratara. “Hoy asumen una gran responsabilidad hombres y mujeres, algunos de los cuales tiene una larga trayectoria. Estoy convencido de que acá hay un equipo de servidores públicos y ninguno de ellos viene a servirse del Estado. Ninguno vino aquí a buscar promoción personal. No hay nadie de este equipo cuya función como servidor público pretenda usarse de trampolín para otro benefició”, enfatizó en el acto de asunción de estos nuevos jugadores.

Hubiera sido altamente positivo si planteaba la misma impronta cuando hizo jurar a Calletti y Cansinos en su momento, cuando estas dos ministras asumieron a cargos que les quedaban demasiado grandes y que hicieron oprobios con la función pública.

Obviamente que la derrota aleccionadora de la última elección, puntualmente la que Valenzuela no pudo con Duran Cornejo, no se debió al despropósito de bancar hasta el límite de la tolerancia y el sentido común a estas dos funcionarias, sino a un desgaste propio de un ciclo que ya debería haberse terminado, aunque aun el 2019 este lejos.

Según consigna La Gaceta,  con respecto a los cambios en el gabinete provincial siguen los lineamientos planteados por el gobierno nacional de reducir las estructuras políticas. En este sentido, el gobernador indicó que pidió reducir en un 20% los ministerios y secretarias.

Además habló de la importancia de la inversión en el sector privado, pero no olvidó sus metáforas futbolísticas. “Un equipo de fútbol que está en el segundo tiempo que todavía tiene cambios disponibles y los usa a todos para que en los últimos 20 minutos los jugadores tengan aire para poder correr como si recién entraran”, describió.

Sin dudas estos cambios están directamente relacionados a la derrota en las urnas y plantearse el desafío de que aún le quedan dos años como gobernador, y que esta vez los ataques de la prensa y las campañas en redes sociales no son factores que se deban subestimar.

Al parecer Juan Manuel Urtubey había elucubrado como sería jugar en “primera división”, pero olvidó que el “Ascenso” hay que jugarlo y ganarlo. Ya que tanto le gustan las metáforas futboleras, por que como dijo el gran  beisbolista Yogi Berra: “La pelea no termina hasta que termina”, y aunque Urtubey no vea béisbol ni hable de ese deporte, no se encuentran muchas frases celebres de futbolistas, mas allá de “se le escapó la tortuga” del gran Diego Maradona, que aquí es bien oportuna.