Cinema TV Destacadas

La liga de los ganadores

“Justice League” arrasó en las salas de todo el mundo con un taquillazo que sorprendió a propios y extraños. Dirige Zack Snyder y protagonizan Ben Affleck, Henry Cavill, Gal Gadot y Jeremy Irons, entre otros. La inversión se disparó a 300 millones debido a múltiples problemas de producción. Parecía que iba a ser la película maldita y resultó siendo una de las más taquilleras del año

Una serie de eventos desafortunados llevó a que “La liga de la Justicia” casi se convierta en otra de las famosas películas malditas de Hollywood. La hija del director Zack Snyder se suicidó y Joss Whedon debió reemplazarlo en la parte final del rodaje; Danny Elfman se hizo cargo de la música en lugar de Junkie XL, que a su vez ya había sustituido a Hans Zimmer; sumado a que el fantasma de los últimos fracasos –El origen de la justicia y Escuadrón suicida– asediaba a quienes debieron ponerse al frente de esta nueva apuesta de DC.

No solo no fue un “tercer fracaso”, sino que por el contrario La liga de la Justicia arrasó en la taquilla. Recaudó 281,5 millones de dólares, a nivel mundial, en su primer fin de semana. Un verdadero bombazo a nivel de expectativas, ya que las dos últimas producciones, las que preparan la “previa” para que los superhéroes se vayan agrupando, fueron adefesios impresentables, sobre todo “la liga de los malos”, denominada Escuadrón suicida, la cual es imposible de ver ya, a los 15 minutos de desarrollo de la cinta.

Otra vez la competencia

La idea es tan básica como cuando se producen las luchas entre Coca Cola y Pepsi. Uno lanza un concurso de promociones y el otro hace lo mismo. Aquí la analogía es entre Marvel y DC.

A algún productor inquieto se le ocurrió juntar a todos los superhéroes y ponerlos en una sola película. Marvel lo hizo con The Avengers y ahora DC lo hace con Justice League. Y la idea funciona.

El “super team” de los chicos buenos, deben enfrentar a alguien –o algo– sumamente poderoso y no tanto detestable, o con habilidades para la manipulación. Aquí se trata de meter todo el CGI que se pueda en las capas visuales y lograr técnicas de capturas de animaciones para que la “millennials” y pochoclera platea salte excitada de sus comodísimas butacas. A eso sumarle la tecnología de los cines IMAX y el regodeo es incalculable. Ergo, de arte muy poco y casi nada.

Batman (Ben Affleck), la Mujer Maravilla (Gal Gadot), Flash (Ezra Miller), Aquaman (Jason Momoa) y Cyborg (Ray Fisher), deberán vérselas contra todopoderoso Steppenwolf, un ser que solo existe por obra y gracia de técnica de captura de movimiento y una vos cavernosa tipo Darth Vader.

Lo que Zack Snyder hizo fue trabajar sobre los errores de la impresentable Batman v. Superman y mejorar lo realizado en esta especie de continuación. Aprovecha bien el humor de los diálogos y los remates son oportunos.

Otro eje sobre el cual se movieron muy bien los productores son: la presencia de la Mujer Maravilla, Aquaman y sobre todo Flash, quien al mejor estilo del último Hombre araña, es un adolescente millennials con reminiscencias nerds.

“La liga…” cumple con lo mínimo que exige Hollywood: recaudar, entretener, no perder guita y dejar la puertita abierta para un próximo capítulo, una de las máximas de Hollywood y sus productores.

Imagen: elmulticine.com