Ciencia Destacadas

¿Salta está siendo atacada por HAARP?

Unos minutos antes de que comenzara a temblar la tierra en el último sismo registrado en Salta, testigos aseguran haber visto un fenómeno lumínico en el cielo, tal como sucede previo a los ataques perpetrados por esta arma, la cual se sospecha que provocó el terremoto de Haiti. Qué es HAARP, que hace y que tecnología utiliza

Existe la posibilidad de que los terremotos de El Galpón no solo obedezcan a un fenómeno tectónico propio de la dinámica planetaria sino a que alguien podría estar probando una poderosa arma climatológica. Suena a ciencia ficción, pero… el arma ya existe.

Se llama HAARP —High Frequency Active Auroral Research Program o Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia— el cual fue financiado por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, la DARPA —Defense Advanced Research Projects Agency— y la Universidad de Alaska.​

Su objetivo fue estudiar las propiedades de la ionosfera a fin de desarrollar y mejorar la tecnología que utiliza sus propiedades para transmitir las radiocomunicaciones y su uso en los sistemas de vigilancia estratégica, como por ejemplo, los sistemas de detección de misiles. Hasta 2008, HAARP había gastado aproximadamente 250 millones de dólares, financiados con impuestos para su construcción y costos operacionales.

Arma climatológica

Hasta aquí todo bien y nada pareciera indicar que algo peligroso, o peor aún, más ominoso puede resultar de la tecnología creada con fines militares.

Como bien recuerda el periodista chileno Juan Andrés Salfate, especialista en temáticas conspiracionales, dijo en Televisión Nacional de Chile, que “se asistió a una serie de fenómenos en el cielo, las aureolas boreales que llegaron hasta la Argentina, o también las lunas, que se llegó a observarlas de un color rojo durante 10 minutos”, detalló con respecto a fenómenos similares, minutos previos a diferentes sismos registrados en los últimos años en distintos puntos del planeta.

Según consigna El tribuno, minutos antes del temblor de 5º en la escala de Richter registrado en la madrugada del 11-11 en Salta y que tuvo epicentro en el departamento Metán, decenas de testigos aseguran haber visto un objeto extraño rondando en el firmamento, a la altura del municipio de El Galpón. De él, aseguran, emanaban destellos rojizos, magenta y carmín. Todos coinciden al momento de describirlo: “Era de aspecto circular u oval y de movimientos veloces”.

Ahora bien ¿Qué tiene que ver esto con HAARP? Partiendo de la base de que esta tecnología utiliza a la ionosfera y que esta podría ser usada como un sistema de rebote, esto puede provocar alteraciones en la geología y en los climas, provocando sistemas de presiones que condensan y terminan en terremotos.

Por su parte muchos gobiernos, de diferentes países, se han estado quejando en los últimos años de que, cada vez que HAARP funciona en su máxima potencia, ha estado provocando sismos importantes. El 6 de setiembre de 2012, se produjo un fenómeno que los investigadores endilgaron al HAARP, cuando dos luces se abrieron en el firmamento e inmediatamente el cielo se comportó de esta manera por haber sido ionizado. La parición de una perfecta esfera les dio la sospecha de una nueva fase –experimental– en la que se encuentra esta arma climatológica.

Los efectos más directos de la utilización de esta arma son intensificar tormentas, prolongar sequias, manipular el clima y provocar terremotos.

El 26 de febrero de 2010, en Mendoza, en Argentina, pudieron verse nubes con colores extraños similares a los de la aurora boreal, días antes del terremoto en Chile, igual que en China,  antes del movimiento telúrico registrado allí.

Como funciona

Consiste en bombardear la atmosfera con rayos de alta frecuencia, convirtiéndolas en alta intensidad afectando las capas tectónicas. Se realiza un disparo de plasma contra la ionosfera, provocando un “rebote” e impactando en el lugar que se prefiera del planeta.

El ejemplo más típico es lo que sucedió en 2010, en el terremoto de Haití, el cual se registró el martes 12 de enero de 2010 a las 16:53:09 hora local, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo tuvo una magnitud de 7,3 y se generó a una profundidad de 12 kilómetros.

Existen serias sospechas de que EE. UU. provocó este sismo mediante HAARP, y si existe una duda de esta aseveración habría que preguntarse ¿qué hacían los marines yanquis armados hasta los dientes apenas dejó de temblar la tierra? No estaban allí para ayudar a nadie, ni siquiera traían agua para los moribundos. Estaban allí para chequear el funcionamiento del arma.

Cabe preguntarse entonces y mas allá de que El Galpón sea zona sísmica, si es que el terremoto  ocurrido a las 08:33 del 17 de octubre de 2015, a 21 km al Este-Sureste de esa localidad, el cual tuvo una magnitud de 5.8° en la escala sismológica, ocurrido sobre la placa Sudamericana, haya sido provocado por HAARP.

¿Para qué atacar a Salta?

Está comprobado que los mayores saltos tecnológicos traducidos en atrocidades, se producen durante las guerras. Desde la primera Guerra Mundial, donde se utilizaron armas químicas; pasando por la Segunda Guerra Mundial, donde se arrojaron dos bombas atómicas en zonas civiles –Hiroshima y Nagasaki–  y la creación de Internet en la Guerra fría, el cual nació de la paranoia enfermiza entre americanos y soviéticos; ahora no es de sorprenderse de que estas grandes potencias estén probando sus atrocidades tecnológicas en zonas del tercer mundo.

Por horrible que sea la realidad en Haití murieron 200 mil personas, entre otras cosas porque ese país no está preparado para un movimiento telúrico ni remotamente parecido al sucedido en 2010, pero además existen serias sospechas –y no de un bloguero desvelado– de que ese terremoto fue provocado.

Entonces porque no probar en el interior de Salta, a mitad de Pampa del infierno, donde la pobreza supera cualquier promesa proselitista y donde a nadie le importa que la vieja casona de doña Alberta Flores se le haya caído encima, provocándole la muerte.

Los imperios funcionan bajo esa lógica de poder. Desde los romanos hasta la actualidad se a oprimido mediante la fuerza, el poder y ahora la tecnología.

Televisión Nacional de Chile
Odisea