Cinema TV Destacadas

Se acordaron de Agatha Christie

Se estrena la remake de “Asesinato en el Expreso de Oriente”, con la dirección de Kenneth Branagh y guion de Michael Green. Al igual que el de 1974, el reparto está plagado de nombres como Michelle Pfeiffer, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench o Johnny Depp

La intención de reflotar clásicos de la literatura mundial es saludable, pero ya que se acordaron de Agatha Christie y disponen de muchísimo dinero para producir, es de esperarse que hicieran una remake como Dios manda, pero al perecer Kenneth Branagh y sus muchachos solo se quedaron con el “romanticismo” de haber resucitado a una de las novelas de bolsillo más emblemática de todos los tiempos.

Cada uno de los pasajeros tiene algún motivo como para ser el autor material o el instigador del crimen que “spoilea” el titulo de la obra. Evidentemente el inicio del film es muy prometedor, con una “avivada” del director, la cual, gravita en la utilización del humor absurdo que aparece en el prólogo ambientado en el Muro de los Lamentos, en Jerusalén, cuando descubre un robo.

El problema es que no siempre salen bien los planes cuando no se tiene a Shakespeare al lado. Es lo que le sucedió a Branagh en este intento de teatralizado de llevar una tertulia criminal a un tren a mitad de las montañas nevadas.

Los actores hacen lo que pueden, más allá de mostrar sus lindos rostros pero sus pésimos acentos, más que eso, es un festival de imprecisiones al momento de las pronunciaciones. Obviamente Kenneth Branagh eligió el papel de Hercule Poirot; dándole el de Edward Ratchett a Johnny Depp.

De todos modos el elenco hace maravillas con una historia que no sale del traqueteo del tren serpenteando por las montañas blancas, mientras todos quieren saber ¿quién fue?

Se acordaron tarde de Agatha Christie y encima lo hicieron con poco estilo.