Destacadas Personajes

El Highlander de la política salteña

Marcelo López Arias sobrevivió a todos los gobiernos, desde épocas inmemoriales que ha ostentando un cargo público. Fue legislador nacional por 20 años, 14 como diputado y 6 como senador. También fiscal de Estado y representante de la Provincia en el Zicosur. Ahora Urtubey lo convocó tras la dura derrota de las últimas elecciones

El interminable funcionario es el elegido por el gobernador de Salta a poco de anunciar cambios radicales en su gabinete. Pasadas las renuncias de los ministros tras los magros resultados de las elecciones del pasado domingo 22 de octubre, sonaba el nombre de Marcelo López Arias para reemplazar a Juan Pablo Rodríguez en su cargo de ministro de Gobierno.

Al parecer a Juan Manuel Urtubey se le quemaron las papas a poco de terminar su “gloriosa” gestión a lo largo de 12 años al frente del Ejecutivo provincial. Nada parecía ensombrecer su figura, ni siquiera los desatinos de la impresentable Calletti, ni los desaciertos de Cansinos, por cierto, ministerios que miraban para otro lado mientras se producían los femicidios en Salta sin solución de continuidad y nadie tomaba cartas en el asunto.

Lo hecho en materia de DD. HH. fue pavoroso y las criticas le llovieron. Pero nada le movía el amperímetro al “gober”, como les gusta llamarlo a sus edecanes, esos que el domingo a la noche, después del rutilante triunfo de Guillermo Durand Cornejo y Cambiemos-Salta, temblaban como una hoja.

Ergo, la derrota no se debió solo a las “rutilantes” administraciones de Calletti y Cansino, además de eso y a una semana de las elecciones, la prensa local destrozó a su candidato estrella, Adrian Valenzuela, quien había cosechado una interesante cantidad de votos en las testimoniales, pero su imagen dio por tierra cuando comenzaron a proliferar las denuncias mediáticas contra su persona. Puntualmente eran por violencia de género y “negreadas” en su radio. Cosa que Valenzuela no pudo contrastar con un certificado de buena conducta extendido por la Policía o una simplemente hoja prontuarial inmaculada.

La pelea no se termina hasta que termina

Ante semejante revés y el hecho de que Juan Manuel Urtubey jamás había perdido una sola elección, tomó el toro por las astas y decidió fusionar cuatro  ministerios en dos. Es decir que el Ministerio de Gobierno con Derechos Humanos y Justicia; y el Ministerio de Ambiente y Producción con el Ministerio de Trabajo.

En conferencia de prensa dijo “para mí es bueno, es porque necesitamos que Derechos Humanos interactúe con Justicia, porque los debe garantizar. En cuanto a Ambiente, Producción y Trabajo el nivel de entrelazamiento es tan absoluto, no puede haber una política de producción sin  una política de ambiente al lado,  por lo cual eso jugado sobre la lógica de agudizar las contradicciones para mí eso es un gobierno” indicó.

Con respecto a López Arias, Urtubey decidió traer a un hombre de vasta experiencia en la arena política salteña, además de tener excelente relación con Juan Carlos Romero y el presidente de la Cámara de diputados, Manuel Santiago el Indio Godoy. Con esto suma experiencia en lo laboral y lo político. Pero sobre todo el mensaje de Urtubey es claro con esta designación y es la de alejarse definitivamente de los kirchneristas locales.

Otro de los puntos que tuvo en cuenta el gobernador salteño es que se dará protagonismo al diálogo y al consenso, en vista de la situación endeble que atraviesa el justicialismo en Salta y para salvar eso, que mejor que el “Highlander” de la política salteña.

Informate Salta
Que Pasa Salta
Telam
Foto: Cuarto Poder