Destacadas Editorial

#LiberenAVera / Bouvier y Vera en el infierno

Jean-Michel Bouvier y Santos Clemente Vera se re encontraron en el Penal de Villa Las Rosas. El padre de Cassandre sostiene la inocencia de Vera desde un primer momento. Hubo otra reunión clave de los representantes de Innocence Project, Bouvier y José Vargas, el abogado de quien hoy está condenado a perpetuidad por el crimen de las turistas francesas

El teléfono sonó en la residencia del señor Jean-Michel Bouvier, una voz desde el otro lado le daba la peor noticia que un padre puede recibir. El 29 de julio de 2011, le anoticiaba que su hija y una amiga aparecieron sin vida en un paraje de la lejana ciudad de Salta, en Argentina. Después de eso nada volvería ser igual. Bouvier acaba de iniciar su viaje por el infierno.

En los años que pasaron desde aquella fatídica fecha hasta hoy solo ocurrieron desatinos en una causa que es por lejos la más emblemática en el sistema judicial salteño. Se tejieron de toda clase de crónicas ominosas y al final se condenó a Gustavo Lasi y Santos Clemente Vera, liberando a Daniel Vilte. Los tres fueron torturados sistemáticamente por la Brigada de investigaciones, hecho denunciado antes y durante el juicio por el reconocido penalista y defensor de Vilte, Marcelo Arancibia.

De un lado la versión “favorita” del juez de la desastrosa etapa de instrucción, Martin Pérez. La de los tres “negros” salvajes que violaron y ultrajaron a Cassandre Bouvier y Houria Moumni en la Quebrada de San Lorenzo, después de robarles; la otra versión, la que corrió desde un principio y se acrecentó con la aparición de un documental dirigido por Mathieu Orcel, pero que no está probada en la Justicia, la de la fiesta de los nenes ricos. A horas de aparecido este material audiovisual, la jueza de Primera Instancia del Trabajo de Cuarta Nominación, Cecilia Ávila ordenó a Google Argentina SRL y Youtube suspender temporariamente la difusión del documental.

Cabe recordar que Orcel también dirigió “Para los pobres piedras” y “Salida de emergencia”, entre otros trabajos.

El infierno de Santos

Pasado el juicio que había exonerado a Santos Clemente Vera, donde los jueces Ángel Amadeo Longarte, Bernardo Antonio Ruiz y Carlos Pucheta, decidieron que nada había tenido que ver con el hecho, en febrero de 2016, cuando los jueces de la Sala II del Tribunal Impugnación, Rubén Eduardo Arias Nallar y Luciano Martini, revocaron la absolución de Vera y le impusieron una condena de prisión perpetua, Jean-Michel Bouvier sintió que otra vez le estaban mintiendo, por ello decidió visitar al acusado de asesinar a su hija en la cárcel, un hecho insólito y conmovedor.

“Le pedí que sea fuerte, que tenga mucho coraje, que con la ONG Innocence Project Argentina vamos a luchar para sacarlo cuanto antes de la cárcel, porque la suya es una condena injusta (…) estoy cada vez más convencido de que Santos Clemente Vera no tiene nada que ver con el asesinato de mi hija y de su amiga Houria” “, le relató a El Tribuno al salir del penal.

Innocence Project

El Proyecto Inocencia fue fundado en 1992, en Nueva York, por Barry Scheck y Peter Neufeld. Es una organización legal sin fines de lucro que se compromete a exonerar a las personas condenadas incorrectamente a través del uso de pruebas de ADN y reformar el sistema de justicia penal para evitar futuras injusticias.

El trabajo del Proyecto Inocencia ha llevado a la liberación de 351 personas condenadas injustamente basadas en ADN, incluidas 20 personas que pasaron tiempo en el corredor de la muerte, y el hallazgo de 150 perpetradores reales. Ahora se trasladó a la Argentina, donde el abogado penalista Manuel Garrido es su presidente, quien trabaja junto al cineasta Enrique Piñeyro, quien ya salvó a un inocente y lo liberó, se trata de Fernando Carrera, condenado a 30 años de prisión en una causa armada, con complicidad de la Policía Bonaerense.

Con respecto a la situación de Santos Clemente Vera, Garrido le dijo a La Gaceta, “acá se hizo una doble injusticia, hay un homicidio que está impune parcialmente y hay un inocente que está preso (…) Estamos reclamando que se cumpla el Código Procesal de la provincia que dice que cuando se revoca una absolución, el acusado tiene derecho a un nuevo juicio”.

LEER TAMBIÉN ¿PIÑEYRO PODRÁ SALVAR A SANTOS CLEMENTE VERA?

Por su parte el abogado de Vera, el defensor José Vargas dijo sentirse apoyado por Innocence Project, ya que su lucha fue en solitario contra todo el sistema, incluso ya en instancias de pedidos desesperados de liberación para su defendido a la Corte suprema, la lucha de Vargas fue “quijotesca”, mientras Vera transitaba el infierno de ser huésped de uno de los penales más duros de la Argentina.

El hecho es que Bouvier visitó en el penal de Villa Las Rosas a uno de los hombres que, para la Justicia salteña, violó y asesinó a su hija. Si esto no es el mundo al revés, es de seguro un festín de desatinos, en el cual la Justicia salteña no solo les debe muchas explicaciones a estos dos hombres, sino a toda una sociedad sedienta de verdad.

Ninguno de los dos deberían estar en el infierno en el que viven, se los impusieron por mandato de otros miserables que tienen la capacidad de poder conciliar el sueño sabiendo que enviaron a un chivo expiatorio a la cárcel.

Tal como relatan Dante y Virgilio, quienes descubren que “en el medio de la caminata de nuestras vidas; Me encontré en un bosque oscuro”, Bouvier y Vera están cruzando ese infierno, igual que los poetas, solo que ellos jamás eligieron semejante pesadilla.