Destacadas Notas

Las tormentas internas de Cambiemos-Salta

Las diferencias irreconciliables entre Bettina Romero y Martin Grande se notan a kilómetros, aunque ellos quieran disimularlo; el escandaloso video de Sáenz apretando vecinos y las críticas que le llovieron desde su propio espacio; tampoco Guillermo Durand Cornejo parece sentirse a gusto con la hija de Juan Carlos Romero y viceversa. “Cambiemos” vive la cuenta regresiva en medio de un clima enrarecido

SALTA. 16-10.- “Si yo me presento, él se borra”, había disparado Bettina Romero en el programa “A agenda abierta”, hace ya unos meses, dando cuenta de una de las peleas del año dentro del circuito político salteño. Grande había enfatizado que el apellido Romero para él era un límite.

De aquella pelea, Cambiemos-Salta no se pudo recuperar, aunque hubo una evidente bajada de línea para ambos –Romero-Grande– y todo pareció “normalizarse”. Pero “donde hubo fuego, cenizas quedan”, decían las sabias abuelas.

Durante la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, estaba prevista que visitara Orán, pero debido al mal tiempo el avión no pudo aterrizar y por eso se decidió su visita a Salta capital. Ese hecho fortuito mostró lo tenso del clima en el “Cambiemos” local.

Según consigna Cadena 365, apenas bajado del avión, llevaron al ministro a Villa Lavalle, a una reunión de mujeres armada previamente por el equipo de Gustavo Sáenz, como parte de su actividad de campaña. Cuando (Martin) Grande llegó, Matías Cánepa y Bettina Romero, ya estaban “simbando” empanadas y en el ajetreo alguien le colgó a Grande un delantal con una inscripción de numero de lista de Bettina diputada. Grande, estoico, superó el sofocón, se puso a simbar y todo quedó como si nada, pero quienes estaban allí y conocen al periodista que el “detalle” seguro no se le olvida. Recordemos que la hija del senador nacional Romero llamó públicamente a no apoyar al candidato de Cambiemos en Salta.

Si bien a Cambiemos le va cada vez mejor en las encuestas a nivel nacional, en Salta el clima es diferente. Una fuente cercana a Cambiemos confió a MUY CRITICO que “la triada” Bettina Romero-Guillermo Durand Cornejo-Martín Grande, “no se banca mas e incluso ya ni para la foto quieren juntarse”.

Lejos del optimo funcionamiento significante de la triada de Charles Sanders Peirce, a estos tres actores de la trama de Cambiemos, indudablemente no les funcionan semiológicamente ni de atrás para adelante la comunión dentro de la dinámica de un partido político. Los gestos de las fotos y las declaraciones poco felices son un buen amperímetro para determinar que desde adentro, a Cambiemos-Salta, las alianzas no le cayeron nada bien.

A su vez la incontinencia verbal de Grande debió retroceder antes de tener que andar opinando sobre las extorsiones a los vecinos, de ayuda social por votos por parte de Gustavo Sáenz. En tanto una fuente confirmó a MUY CRITICO que existe otro video de Sáenz que no lo dejaría bien parado con respecto a su imagen, sobre todo en el costado social. El video aun no apareció pero podrían viralizarlo en la última semana antes de las elecciones.