Ciencia Destacadas

Kip Thorne ganó el Nobel de Física 2017

Mundialmente conocido por haber sido asesor técnico en la película ‘Interstellar’, se llevó el galardón junto a otros dos científicos por la observación en 2015 de las “ondas gravitacionales” predichas por Einstein

SUECIA. Los científicos estadounidenses Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne fueron galardonados con el Premio Nobel de Física 2017 por su “decisiva contribución al detector LIGO y la observación de las ondas gravitacionales”, anunció este martes la Real Academia Sueca de las Ciencias.

Los tres galardonados, explica el fallo, han contribuido “con su entusiasmo y determinación” de forma “inestimable” a poner en marcha el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO), la iniciativa que detectó por primera vez esas ondas.

Tras “cuatro décadas de esfuerzos”, este proyecto en el que colaboran unos mil científicos de una veintena de países, fue el que detectó por primera vez, el 14 de septiembre de 2015, este fenómeno cósmico que Albert Einstein había predicho un siglo antes en su Teoría General de la Relatividad. Esa vibración, que llegó a la Tierra de forma “extremadamente débil”, provenía de la colisión de dos agujeros negros, sucedida hace 1.300 millones de años, explica el jurado. Su medición “es ya una prometedora revolución en la astrofísica”, argumenta el comunicado de prensa de la academia.

Una idea brillante

Fue Christopher Nolan a quien se le ocurrió llamar a Kip Thorne mientras filmaba Interstellar. Resulta que al director de Batman se le había cruzado por la cabeza la idea de que, la única forma de llegar a un mundo distante para salvar a la raza humana, era saltando en el temporal espacio-tiempo a través de un agujero de gusano.

Ahora bien, ese “puente interestelar” debía ser perfecto, exactamente como se vería uno si se pudiera estar cerca de su horizonte de sucesos. Por ello, Nolan se contactó con quien más sabe de estos enigmáticos fenómenos en el mundo, justamente Kip Thorne, para así “no meter la pata”, como bien declaró el cineasta con posterioridad.

El resultado es fenomenal, ya que el film fue un éxito absoluto y, tanto crítica como público coincidieron en que el momento culmine del film se produce cuando se produce el viaje interestelar.

Libertaddigital.com