La jueza Adelaide Byrd falló con un insólito 118-110 en favor del ‘Canelo’, lo que desató la indignación del rincón y cuerpo técnico de Golovkin, lo que llevó a pedir una investigación para determinar si esa jueza es apta para fallar.

Abel Sánchez, entrenador de Triple G, fue el más severo sobre el tema al señalar que la Comisión Atlética de Nevada (NSAC) debería abrir una investigación para “saber si realmente es apta para calificar una pelea”, dijo muy molesto.

“Hice todo lo que la esquina me indicó. Me moví muy bien en el centro del ring y cuando tenía que usar las cuerdas lo hice para salir golpeando. Quería noquearlo, pero no tenía a un peleador fácil enfrente”, manifestó el Canelo.

“Al final de cuentas esto es boxeo y tenemos que estar preparados para todo. Fue una buena pelea, pero yo creo que gané. La puntuación 118-110 es terrible. Esto le hace daño al boxeo”, indicó Golovkin.

Por su parte, un enfurecido Sánchez volvió a cargar contra la jueza: “Todavía no lo entiendo. Y no es la primera vez que lo hace. Ya sabíamos que su rendimiento es muy irregular y eso quedó demostrado. No hay ninguna manera de que Álvarez ganara la pelea”.

Mientras que el aun campeón del mundo enfatizó que “al final de cuentas esto es boxeo y tenemos que estar preparados para todo. Fue una buena pelea, pero yo creo que gané. La puntuación 118-110 es terrible. Esto le hace daño al boxeo”.

Por su parte el presidente de Golden Boy Promotions, Oscar De La Hoya, trató de restarle presión a la actuación de Byrd aunque dejó en claro que su calificación dista mucho de la realidad.

AFP