Destacadas VS

#WhiskyConVidela / Legrand vs. Maradona

La diva de los almuerzos demandará a Diego por sus dichos en Instagran. La hija de Mirtha salió a pegarle al Diez: Hizo de su vida un vomito, lanzó Marcela Tinayre. Mientras tanto el archivo no ayuda en mucho a la señora Legrand.

Hace ya un tiempo largo que Diego venía derrapando, pero el ataque a Mirtha Legrand fue ir demasiado lejos. La acusó de “tomar whiky con Videla”, y la instó a “retirarse” haciendo un almuerzo con “niños desaparecidos”, algo que pocos entendieron, ya que es imposible hacer algo con alguien que está “desaparecido”, aunque el trasfondo no sea tan ingenuo.

En diálogo con TN Show, Mirtha confirmó que llevará a la Justicia a Maradona por “mendaz e injurioso” y le contestó: “¡Es una infamia! Jamás estuve con Videla, ¡Jamás! Jamás en mi vida tome whisky. ¿¿Y de ahí a sentar a mi mesa a chicos desaparecidos antes de irme de la tierra?? ¡Es de una perversidad tremenda!”.

La grieta a full

Sin salir de su asombro por las duras declaraciones que hizo Maradona en las redes sociales, la diva de los almuerzos aseguró: “Trabajé en los años del Proceso y resistí todos los embates”.

Por su parte, Mirtha sospecha que los comentarios malintencionados de Maradona hacia con ella tienen que ver con la grieta política que se debate aún en el país. Se sabe: Mirtha apoya a Cambiemos y Maradona al kirchnerismo. “No entiendo este ataque salvaje. No lo merezco. Y mi impresión es que tiene un trasfondo político”.

No whisky pero…

No existen pruebas fehacientes de las acusaciones de Maradona, pero lo que si existe es un video de un almuerzo en el que se ensalzan las delicias de la vida bajo el régimen de los genocidas. Que mejor forma de describirlo que la estupenda columna de Eduardo Fabregat, en Pagina 12, escrita en 2010.

La escena se desarrolla en el blanco y negro televisivo de 1978 y el audio tiene su soplido, pero las palabras llegan con absoluta claridad. Almuerzan con la señora Mirtha Legrand el señor Claudio Levrino, actor; la señora Susana Giménez, actriz, vedette; la señorita Ginette Reynal, modelo; y el señor Laureano Brizuela, cantante. Y es Brizuela, precisamente, el que lleva la voz cantante con eso de la “campaña antiargentina en el exterior”, a lo que todos asienten enfáticamente: “Nadie sabe la tranquilidad que se respira acá, ahora más que nunca”, dice el muchachito de traje blanco, y Susana señala que “lo que detesto más en la vida es que la gente juzgue algo que no conoce”, y Mirtha repite que “estamos viendo una campaña organizada”. Y luego todos se emocionan por el Mundial, y por cómo “nos nacionalizó, nos argentinizó”, y la señora apunta que fue al último partido y todos lloraban y el presidente Videla también, el presidente tenía lágrimas en los ojos, y que se acuerda y se emociona de nuevo. Y cierra: “¿Qué tal está el postre, está rico, chicos?”

Los dichos de Maradona quizás no tengan la claridad de un catedrático pero tienen la intención de reflejar un contexto en el que Mirtha Legrand, hacía algo más que preservar su vida sin oponerse a los mandaros de la Junta Militar, en esa charla rebalsa en conceptos halagüeños hacia los represores y se opone enfáticamente a la propaganda “anti-Argentina” que distingue Laureano Brizuela en su genuflexa defensa del gobierno de facto.

Pagina 12
TN

Clarín