Destacadas Notas

#LiberenAVera / ¿Piñeyro podrá salvar a Santos Clemente Vera?

Tras el brutal caso de Fernando Carrera, donde su causa armada por policías corruptos llevó a una condena a 30 años de prisión por haber estado en el lugar equivocado en el momento justo, recuperó su libertad gracias a las investigaciones y el documental “El Rati Horror Show”, dirigido por Enrique Piñeyro. Ahora desde Innocence Project Argentina, el cineasta junto a su equipo de expertos en casos de flagrantes injusticias intentarán probar la inocencia de Santos Clemente Vera, condenado por los asesinatos de las turistas francesas.

El 4 de febrero de 2016, la Sala III del Tribunal de Casación resolvió condenar a prisión perpetua a Santos Clemente Vera por el doble homicidio de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni. Fue empleado de seguridad de un barrio privado cercano a la Quebrada de San Lorenzo en donde trabajaba al momento del doble crimen.

Durante el debate oral y público iniciado en marzo de 2014, a cargo del tribunal formado por Ángel Longarte, Bernardo Antonio Ruiz y Carlos Héctor Pucheta, determinaron que, de los tres acusados: Gustavo Orlando Lasi, Daniel Octavio Eduardo Vilte Laxi y Santos Clemente Vera, solo el primero de ellos resultó culpable por la violación y muerte de ambas jóvenes encontradas el 29 de julio de 2011 en la Quebrada de San Lorenzo. En ese fallo, Gustavo Lasi recibió una condena a 30 años de prisión.

Sin embargo en febrero de 2016, la Sala III del Tribunal de Casación resolvió condenar a prisión perpetua a Gustavo Orlando Lasi y pidió la detención de Santos Clemente Vera. Uno de los jueces que absolvió a Vera, Héctor Pucheta, en declaraciones a la prensa dijo de esa resolución: “Me embarga un dolor muy grande saber que un inocente está con prisión perpetua”.

El caso de Fernando Carrera

El 25 de enero de 2005 en el barrio de Pompeya de la ciudad de Buenos Aires, Fernando Carrera regresaba de dejar a su hija en la escuela cuando policías de civil lo interceptaron y lo confundieron con ladrones que se desplazaban en un automóvil de características similares. Lo persiguieron y abrieron fuego contra su persona. Recibió un disparo en la mandíbula que lo dejó inconsciente.

En su derrotero a bordo de su Peugeot 205, con un balazo en la cara y el pie atascado al acelerador por su estado de inconsciencia producto del impacto del proyectil, atropelló a un niño de 6 años, su mamá de 35 y otra mujer de 41 quienes murieron. El automóvil en el cual iba Carrera recién detuvo su marcha al chocar contra una Renault Kangoo en la que iban dos personas que resultaron heridas.

Inmediatamente personal de la policía rodeó el automóvil de Carrera y dispararon a quemarropa 18 balazos con la inconfesa idea de “silenciar” a Carrera y hacerlo responsable de todo, ya que a esa altura los efectivos de la policía Federal sabían que se habían equivocado. Su automóvil recibió una lluvia de balas, de las cuales ocho impactaron en su cuerpo.

Inmediatamente fue trasladado en grave estado al Hospital Penna, mientras los transeúntes indignados trataban de lincharlo. Entre tanto los “amarillistas” noticieros tomaban imágenes de Carrera herido y signándolo como el “delincuente asesino”, responsable de semejante barbarie. Como consecuencia de esto fue condenado a 30 años de prisión.

Posterior a estos hechos, el cineasta Enrique Piñeyro probó acabadamente su inocencia con un trabajo de investigación encomiable, titulado El Rati Horror Show.

Después de varias idas y vueltas de la Justicia, que había revocado la condena de Carrera y lo había regresado a prisión después de haberlo liberado, finalmente el 25 de octubre de 2016 es absuelto definitivamente por la Corte Suprema de la Nación, acabando con un verdadero infierno personal para él y su familia.

Este es uno de los casos más escandalosos de la Justicia argentina, donde un solo individuo se ve expuesto a los macabros abusos de todas las instituciones del Estado. Todos en contra de un solo hombre absolutamente inocente.

Que es Innocence Project Argentina

El sitio ipargentina.org consiga que Innocence Project Argentina se inicia en respuesta a las repercusiones que tuvo el documental El Rati Horror Show (dirigido por Enrique Piñeyro). Tras el estreno de la película y la posterior liberación de Fernando Carrera por parte de la Corte Suprema, la productora Aquafilms comenzó a recibir incontables llamados y pedidos de ayuda de personas con causas similares a la de Fernando.

Esto motivó a Enrique Piñeyro a crear una fundación con la ayuda de especialistas en justicia y seguridad.

Con el asesoramiento de Justin Brooks —abogado, profesor de la California Western School of Law, director de California Innocence Project—, Innocence Project Argentina toma el modelo de Innocence Project de Estados Unidos.

La fundación norteamericana nace en 1992 con la misión de liberar a personas encarceladas por crímenes que no cometieron y de reformar el sistema penal responsable por la condena injusta. Al 5 de julio de 2012, Innocence Project liberó a 292 inocentes que en promedio cumplieron 13 años en prisión.

Innocence Project Argentina reúne a Manuel Garrido, ex director de Investigaciones de la Oficina Anticorrupción y actual miembro del Bloque de la UCR en la Cámara de Diputados de la Nación; a Marcelo Saín, especialista en seguridad, ex interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y actual diputado de la Provincia de Buenos Aires por el Bloque Nuevo Encuentro.

Foto: Ramiro Jimenez

¿Tendrá final feliz?

La realidad y la ficción pueden ser inseparables desde las formas del relato lineal. Sin embargo en los hechos verdaderos los finales felices no abundan. Pero que los hay los hay y este podría ser uno de ellos.

El caso de Santos Clemente Vera tiene matices inesperados y puntos inconexos. El caso de las turistas francesas tuvo tres episodios absolutamente contradictorios en sede judicial. El primero de ellos fue la etapa de instrucción, la cual estuvo plagada de irregularidades y denuncias puntuales por apremios ilegales. Denuncia hecha por el prestigioso penalista Marcelo Arancibia, quien defendió a Daniel Vilte, el único que logró su libertad.

El segundo episodio fue el juicio en sí, con un resultado absolutamente diferente a lo que resolvió luego la Sala III del Tribunal de Casación, donde no se tuvo en cuenta ni un solo aspecto de lo actuado frente al tribunal compuesto por Longarte, Ruiz y Pucheta, ya que desestimaron todo lo actuado y condenaron a Vera a perpetua, cuando unos meses antes había sido exonerado por el beneficio de la duda.

Como tercer episodio aparece la enigmática muerte del comisario Néstor Piccolo, quien participaba de la investigación en el asesinato de las turistas y que había pedido en préstamo un detector de metales a Gendarmería con el que había hallado capsulas de balas “plantadas” en las proximidades al hallazgo de los cuerpos de las chicas. Unos días después Piccolo apareció muerto de un balazo.

Mucha tela para cortar y mucho material para nutrir el trabajo de Enrique Piñeyro y sus colaboradores, que de tener la seriedad y contundencia de la investigación de Carrera, podría llegarse a saber realmente que sucedió en la Quebrada de San Lorenzo y si Santos Clemente Vera efectivamente es inocente.